"Mea culpa" por desaparición de joven austriaca

VIENA, 6 Mayo 2008 (AFP) - Las autoridades austríacas dieron prueba de "credulidad" al no investigar suficientemente la desaparición de Elisabeth Fritzl, secuestrada durante 24 años por su padre en un sótano de su casa de Amstetten, reconoció el martes la ministra de Justicia, Maria Berger.

"En el estado actual de las cosas, considero que hubo una cierta credulidad (de las autoridades) sobre la historia de la secta que el sospechoso usó para explicar la desaparición de su hija", dijo la ministra en una entrevista que aparecerá el miércoles en el diario Standard.

"Actualmente se seguiría todo mucho más", añadió.

Las palabras de Berger son el primer "mea culpa" de las autoridades austríacas, que hasta el momento consideraron que no tenían nada que decir sobre el drama.

Josef Fritzl, de 73 años, secuestró y violó a su hija durante 24 años en el sótano de su casa, que convirtió en una prisión para Elisabeth y tres de los siete hijos que le engendró en los años de incesto.

El hombre explicó la desaparición de su hija cuando ésta tenía 19 años diciendo que había decidido irse de casa para entrar en una secta.

A continuación, Fritzl pudo adoptar legalmente a tres de sus hijos afirmando que Elisabeth los depositó ante su puerta cuando eran bebés.

Además, según informaciones de prensa, Fritzl fue condenado en 1967 a 18 meses de cárcel por violación. Pero cuando su hija desapareció la policía no examinó su ficha policial y tampoco cuando presentó las demandas de adopción de sus "hijos-nietos".

Las autoridades austríacas fueron duramente criticadas en los últimos días por la ligereza de la investigación policial y también por parte de los servicios sociales de adopción sobre la familia Fritzl.

Desde el descubrimiento del drama, la policía estableció que el padre incestuoso empezó a abusar de su hija mucho antes de secuestrarla, concretamente desde que tuvo 11 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes