Medico asesina a doctor de Universidad de Yale

NEW HAVEN, Connecticut, EU ( AP). Un médico desempleado acusado de haber matado a tiros a un doctor de la Universidad de Yale fue descubierto con documentos de otras dos personas involucradas en su despido así como con 1,000 cartuchos de munición al momento de su arresto, informó el martes la policía.

Lishan Wang, de 44 años, fue presentado el martes ante un juez y le fue fijada una fianza de dos millones de dólares por el asesinato del doctor Vajinder Toor. Los dos habían trabajado juntos en un hospital de la ciudad de Nueva York. Toor, que era oriundo de India, recibió cinco impactos de bala el lunes afuera de su casa en la localidad de Branford.

Documentos sobre otras dos personas directamente involucradas en el despido de Wang fueron hallados en su furgoneta cuando fue arrestado cerca del lugar, informó la policía. Los nombres no fueron divulgados.

La policía indicó que también había otros datos en la furgoneta, pero no se dieron a conocer más detalles.

" Si no lo hubiéramos capturado, no sé cuales habrían sido sus planes futuros", dijo el teniente Geoffrey Morgan, de la Policía de Branford a la Associated Press.

Wang había escrito a mano las palabras " Mayo-08-10" en una placa temporal, indicó la policía. Wang fue suspendido de su empleo en mayo del 2008 después de tener una discusión acalorada con Toor en el Centro Médico Judío de Kingsbrook en Nueva York.

También fueron hallados en la furgoneta una peluca, un martillo y un cuchillo, dijo la policía.

A Wang se le hallaron pistolas cargadas y con cartuchos vacíos tomados del lugar del asesinato y otros con munición, así como instrucciones de los mapas de Google para llegar al lugar del asesinato y una fotografía de la víctima, indicaron las autoridades.

La policía dijo que Wang también le disparó a la esposa embarazada de Toor, pero falló.

Wang está acusado de asesinato, intento de asesinato y delitos con armas de fuego.

Wang tenía un historial de enfrentamientos con Toor y con otros colegas en el hospital de Kingsbrook que lo llevaron a su despido y tenía una demanda federal por discriminación pendiente en contra del hospital.

Wang mantuvo la cabeza baja durante toda la audiencia del martes y no habló. Tampoco quiso declarar su inocencia o culpabilidad. Al ser un ciudadano chino oriundo de Beijing, contó con un intérprete que le habló en mandarín.

El defensor de oficio de Wang, Scott Jones, solicitó que su cliente fuera colocado bajo custodia protegida y se negó a hacer comentarios tras la audiencia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes