Medidas para evitar el fracaso de la conferencia climática

La presidencia de la conferencia sobre cambio climático tomó el viernes por la tarde medidas urgentes para evitar el fracaso de las negociaciones de más de 190 países sobre un nuevo acuerdo mundial en París, el próximo año.

Manuel Pulgar Vidal, ministro del Ambiente de Perú, dijo que ha dado dos horas para que se concluya con la lista de oradores, y ha comisionado a ministros de Noruega y Singapur hacer contactos, durante también dos horas, con los delegados para reactivar las discusiones.

"Necesitamos de más tiempo", dijo Pulgar Vidal al abrir la sesión plenaria vespertina que según el calendario iba a ser la última y marcar la clausura de la conferencia iniciada hace 12 días. "Deseamos crear un proceso que permita a todas las partes expresar sus posiciones".

Pulgar Vidal separó a los observadores de las delegaciones de gobierno a fin de permitir a los delegados jefes realizar contactos más directos en busca de coincidencias para salvar la reunión.

La llamada conferencia de las partes del convenio de cambio climático de las Naciones Unidas se realiza anualmente. La de Lima es la número 20 (COP20).

El pacto de París debe facilitar acciones en el mundo para que la temperatura global no se incremente en más de 2 grados centígrados (3,6 F) hacia 2050. Los países deben adecuarse y empezar a ejecutar en 2020.

Shang Jiutian, miembro de la delegación china, había dicho antes de la intervención del ministro peruano que no creía que la COP20 termine el viernes.

"Hay varios puntos que necesitan más discusión", afirmó.

Pulgar Vidal declaró que él mismo estaba también conduciendo reuniones con diferentes delegaciones en busca de acuerdos para impulsar el proceso.

Señaló que de Lima debe salir un borrador de texto para la reunión de París no solo "como forma de dar un impulso a este proceso, sino como forma de decir que estamos construyendo este proceso paso a paso"

"Estamos casi en la meta. Necesitamos un esfuerzo final, una decisión política. No hay razón para detener este proceso. No hay razón para posponer nuestra decisión", afirmó.

Pulgar Vidal no identificó los temas que estaban trabando la conferencia.

Pero Antonio Marcondes, el principal negociador brasileño, explicó que esos temas se referían a compromisos de cada país sobre cómo reducir las emisiones, a la diferenciación de niveles de contaminación según su desarrollo económico y a la asistencia financiera de adecuación para algunos países pobres.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7