Medvedev: Nueva estación de radares muestra poderío de Rusia

MOSCU ( AP). El presidente Dmitry Medvedev inauguró el martes oficialmente una nueva estación militar de radares de alerta temprana y aseguró que ésta muestra la disposición de Rusia para responder a los planes de defensa antimisiles de Estados Unidos.

Sin embargo, Medvedev agregó que la estación gigante de radares, situada en la región de Kaliningrado, podría integrarse en un escudo conjunto antimisiles de la OTAN y Rusia si las partes concertan un acuerdo de cooperación.

La visita de Medvedev a la unidad de radares en la región del Báltico tiene lugar cinco días antes de las elecciones parlamentarias, en las que el gobernante encabeza al principal partido del Kremlin. Esta exhibición de un sistema militar al parecer tiene como propósito impulsar la imagen de Medvedev como un gobernante fuerte, capaz de proteger los intereses nacionales.

" Espero que nuestros socios perciban esta acción como la primera señal de la disposición de nuestro país para responder a cualquier tipo de amenaza, que el sistema de defensa antimisiles representa para nuestras fuerzas", expresó Medvedev.

Rusia considera los planes de defensa antimisiles de Estados Unidos en Europa como un desafío de seguridad, aun cuando Washington asegura que está dirigido contra una amenaza potencial de misiles iraníes y que no puede representar una amenaza a la disuasión nuclear de Rusia.

En un discurso televisado y dirigido a la nación, Medvedev amenazó la semana pasada con desplegar misiles en Kaliningrado y otras regiones de Rusia que estarían apuntados contra los lugares del sistema estadounidense de defensa antimisiles, si Washington y la OTAN no alcanzan un acuerdo que tranquilice las preocupaciones de Rusia.

Hace un año, Moscú aceptó considerar la propuesta de la OTAN de cooperar en el escudo antimisiles, pero las conversaciones se estancaron en torno a la forma como debía funcionar el sistema. Rusia insiste en que el sistema debe ser dirigido de manera conjunta, a lo que se opone la OTAN.

Sin que haya un progreso en un escudo antimisiles compartido, Medvedev insistió en que Rusia desea garantías firmes y específicas de Washington de que la capacidad del futuro sistema de defensa antimisiles de éste no estará dirigido contra Rusia.

" No podemos estar satisfechos con garantías verbales de que el sistema no apunta contra Rusia", dijo el martes Medvedev. " Lamentablemente, tales declaraciones verbales no garantizan la protección de nuestros intereses".

Los planes de defensa antimisiles de Washington han sido un tema importante de irritación en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia desde la iniciativa de la "Guerra de las Galaxias" del presidente Ronald Reagan que asustó a Moscú en la década de 1980.

El actual endurecimiento del discurso de Moscú representa un desafío a la intención del presidente Barack Obama de "reajustar" las relaciones con el Kremlin, las cuales quedaron resentidas durante el gobierno de George Bush.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes