Merkel considera posible llegar a acuerdo sobre Brexit

La canciller alemana Angela Merkel afirmó el miércoles que todavía es posible una solución negociada para el Brexit, aun cuando el tiempo apremia para alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

Acompañada del primer ministro británico Boris Johnson antes de que sostuvieran conversaciones bilaterales en Berlín, Merkel declaró que aún puede hallarse una solución al controversial tema de la frontera irlandesa antes del 31 de octubre, la fecha programada para que Gran Bretaña abandone la Unión Europea.

“Quizá sea posible encontrarla en los próximos 30 días, ¿por qué no?”, declaró Merkel.

Las declaraciones de Merkel contrastan con el pesimismo que ha prevalecido en ambos lados del Canal de la Mancha en los últimos meses. La UE ha descartado renegociar el acuerdo del Brexit concertado el año pasado con Gran Bretaña. Johnson, por su parte, afirma que sacará a Gran Bretaña del bloque a finales de octubre sin un acuerdo a menos que la UE elimine la controvertida cláusula especial diseñada para evitar la instalación de controles aduaneros en la frontera irlandesa.

Johnson aseguró que la “responsabilidad recae en nosotros” para proponer soluciones a la frontera de Irlanda del Norte, y vio con buenos ojos el “vertiginoso calendario de 30 días” planteado por Merkel.

“Hay abundantes soluciones propuestas que ya han sido discutidas”, declaró Johnson, sin abundar en detalles. “No me parece, para ser justos, que el gobierno británico las haya propuesto muy activamente en los últimos tres años”. En el pasado, los controles fronterizos entre Irlanda, integrante de la UE, e Irlanda del Norte, integrante del Reino Unido, han sido el detonante de violencia sectaria.

Johnson insistió el lunes en que la cláusula especial sobre la frontera irlandesa debe ser eliminada y reemplazada con “acuerdos alternativos” a fin de regular el comercio transfronterizo.

“Me parece un poco paradójico que la UE sea la parte que diga que nosotros estamos colocando todas las barreras. Hemos dejado claro 1.000 veces que no queremos ver para nada ningún control en la frontera con Irlanda del Norte, declaró Johnson a ITV.

En una carta a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, Johnson dijo que la cláusula especial sobre Irlanda es “antidemocrática y contraviene la soberanía del Reino Unido” porque impondría reglas comerciales de la UE a Irlanda del Norte y crearía una frontera de control entre la provincia y el resto de la nación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes