Mexicanos crecieron un 75,3% en Nueva York en última década

NUEVA YORK (AP). Los mexicanos fueron el grupo de inmigrantes hispanos que más creció en el estado de Nueva York en la última década, aumentando un 75,3%, en comparación con el grupo mayoritario de puertorriqueños, que se mantuvo básicamente igual, según datos del censo.

"Los mexicanos son el grupo de mayor aumento, en comparación con el resto de grupos hispanos reportados", confirmó Melanie Deal, portavoz del censo en Washington.

Nueva York contaba con 260,889 mexicanos en el 2000, o un 1,4% del total de población estatal. La cifra se disparó a 457,288 en 2010, llegando al 2,4% de la población del estado, según datos del censo emitidos recientemente.

Las cifras, sin embargo, son aún más altas, dicen activistas y el propio consulado en Manhattan, que calcula que hay medio millón de mexicanos tan sólo en la ciudad de Nueva York. Muchos inmigrantes no reportan al censo porque que son indocumentados y prefieren permanecer anónimos.

Los puertorriqueños pasaron de ser 1,050,293 en el 2000 a 1,070,558 en el 2010, creciendo un 1,9%, dijo Deal. Los cubanos crecieron un 13,1%, pasando de ser 65,590 en el 2000 a 70,803 en el 2010. El censo emitirá en junio las cifras exactas de otros grupos de inmigrantes latinoamericanos que viven en el estado.

El crecimiento de la comunidad mexicana en la zona se debe a la búsqueda de oportunidades laborales y a la cada vez mayor red de familiares y amigos que los mexicanos encuentran en el estado y que sirven de apoyo al llegar al país, aseguran activistas y líderes comunitarios.

Pedro Mena, por ejemplo, llegó a Estados Unidos hace 40 años en busca de una vida mejor y asegura que ve a muchos mexicanos jóvenes hacer lo mismo.

"No se puede trabajar siempre en el campo. La tierra, a veces, no da nada", recordó Mena, de 60 años y nacido en Atlixco, una localidad del estado central mexicano de Puebla. "Aquí hay más oportunidad que en México. En mi pueblo ya sólo quedan puros viejitos".

Mena lleva una década trabajando en una tienda de productos electrónicos en el centro de Manhattan, abriendo la puerta a los clientes y guiándoles hacia el departamento correcto. Habla con orgullo de su hija Mireya, que estudia sicología en una universidad del estado.

"Eso no hubiera ocurrido en México", dijo.

Con una población total de 19,3 millones de personas, el estado de Nueva York pasó de tener 2,8 millones de hispanos en 2000 a 3,4 millones de hispanos una década después. Los hispanos representan un 17,6% de la población total del estado.

La comunidad mexicana empezó a llegar al estado en la década de 1970, aseguran los líderes comunitarios. Poco a poco, los mexicanos ocuparon zonas como Queens, Brooklyn, Bronx o East Harlem, en Manhattan, donde antes dominaba la población puertorriqueña y dominicana.

La mayoría de mexicanos que viven en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut provienen de Puebla, Oaxaca y Guerrero, seguidos de los estados de México, Tlaxcala, y Distrito Federal, dijo Carlos Sada, el cónsul general de México en Nueva York.

La gran concentración de mexicanos en la región es uno de los motivos por los cuales el presidente mexicano Felipe Calderón visita a menudo Nueva York. La semana pasada se reunió en Manhattan con líderes de la comunidad mexicana para preguntarles sobre sus preocupaciones y necesidades.

Los inmigrados le pidieron promover más educación y facilitarles la obtención de documentos de identificación al mandatario.

En el estado, un 56,7% de los mexicanos son hombres y un 25% de la comunidad mexicana tiene entre 25 y 34 años, según datos del American Community Survey realizado por la oficina del censo entre los años 2007 y 2009.

En los 89.413 hogares mexicanos contados por el censo en el estado, el sueldo medio es de 39.427 dólares anuales, comparado con los 55.353 dólares anuales del resto de la población estatal. La mayoría de mexicanos en Nueva York trabajan en el sector de servicios (40,3%), seguido de empleos de transporte y producción (18,3) y del sector de la construcción y el mantenimiento (14,9%).

"El mexicano viene aquí en busca de un futuro mejor. Lo que quiere es el progreso de su familia y de sus hijos", dijo Jorge Hernández, presidente del Comité de las Fiestas Patrias Mexicanas del Festival Cinco de Mayo. "Los mexicanos no representan una carga. Son muy trabajadores. Lo que aportan es su cultura, mano de obra barata y consumo".

Luis Domínguez, de 30 años, esperar sacar adelante a sus tres hijos con su sueldo en un restaurante de comida rápida en Manhattan, donde se dedica a preparar zumos de frutas. Su esposa trabaja como niñera, dijo.

"Vine para una vida mejor. Me trajeron mis padres cuando era niño. Aquí hay más trabajo", dijo Domínguez, de 30 años y nacido en Cuautla, en el estado de Morelos. "No voy a volver a México".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes