Mexicanos regresan para fiestas navideñas, sin regalos

CIUDAD JUAREZ, México(AP). Casi un millón de mexicanos residentes en Estados Unidos regresarán a su país para visitar a sus familiares durante las fiestas navideñas, pero este año no traerán tantos regalos y dinero como en épocas anteriores.

Incluso, muchos de ellos no regresarán, pues la crisis económica en Estados Unidos les ha despojado de sus empleos y prefieren buscar trabajo en México.

La visita navideña del familiar que se fue "para el norte" se ha convertido una venerada tradición en muchas empobrecidas aldeas. El que vuelve es agasajado con fastuosas celebraciones entre miradas admiradoras hacia sus nuevos vehículos y niños que ansían abrir las cajas de regalos acabadas de llegar.

Muchas veces, la policía mexicana escolta a los que vuelven para protegerlos de ladrones que codician los vehículos abarrotados de juguetes, electrodomésticos, televisores y bicicletas.

Este año, no hay mucho que proteger.

Enrique González, de 38 años, narró que lo único que trae para su pueblo Saucillo, en el norte del estado de Chihuahua, son unos muebles que pertenecían a un tío que fue deportado.

"Nada de regalos, gracias a la recesión", comentó González, un empleado de hotel de Phoenix, Arizona, mientras esperaba en la fila por un permiso para su camión en una oficina de aduana en Ciudad Juárez.

Rosemary Guerrero dijo que ella y su esposo apenas pudieron costearse la visita a su estado de Durango a pesar de la reciente caída en los precios de la gasolina. Su esposo, un obrero de la construcción en Los Angeles, consigue trabajo sólo un día a la semana.

La comisionada de Inmigración Cecilia Romero dice que se estima que la misma cantidad de mexicanos visitarán sus pueblos entre el Día de Acción de Gracias y Navidad a pesar de un aumento en la violencia de los carteles de la droga en la frontera.

"Algunos de los que están viniendo están decidiendo quedarse en México por un tiempo. Seguramente han ahorrado una cierta cantidad y no creen en volver pronto", comentó Romero.

Se estima que la emigración de mexicanos al norte _ya sea legal o ilegal _ ha disminuido debido a las intensas medidas de seguridad fronteriza en Estados Unidos, las nuevas normas contra la inmigración ilegal y la crisis económica. En días recientes las autoridades mexicanas dijeron que en los últimos dos años la emigración ha bajado 42%.

El declive económico en Estados Unidos está afectando tanto a las comunidades hispanas que muchos inmigrantes mexicanos han decidido volver. La tasa de desempleo para los hispanos en Estados Unidos fue de 6,5% el primer trimestre del 2008, comparado con 4,7% para el resto de la población.

Las autoridades mexicanas, tanto locales como federales, están preparándose para recibir a muchos emigrantes en su retorno en las próximas semanas.

Sólo en Ciudad de México, la cantidad de emigrantes que regresarán por falta de trabajo en Estados Unidos ascenderá a unos 30,000, calculan las autoridades.

Las remesas de mexicanos en el exterior a sus familias _ la segunda fuente de ingresos extranjeros en México _ han disminuido este año por primera vez desde que se lleva ese registro hace 12 años.

"Antes, nosotros veníamos y todos estaban tan contentos de vernos y ellos sabían que los íbamos a invitar", dijo Guerrero sentada con su madre y su hija de 13 años en su camión frente a la oficina de aduanas mexicanas. "Pero esto año traemos sólo cosas usadas. Me siento mal viniendo desde tan lejos y trayendo cosas usadas, ahora nosotros nos sentimos como que somos los nosotros los que necesitamos dinero".

José Moreno, de 25 años, dijo que le pedirá a sus familiares en su estado natal de Zacatecas que le ayuden a conseguir trabajo pues hace dos meses fue despedido de la fábrica en Los Angeles donde trabajaba.

Luego de usar casi todos sus ahorros y perder a su novia, Moreno decidió que era hora de regresar a pesar de que le será difícil volver a cruzar hacia Estados Unidos.

Ocho años atrás, Moreno soportó una caminata de seis horas por el desierto de Arizona y un viaje escondido en una camioneta por otras seis para poder llegar a California.

"Me costó tanto llegar a Estados Unidos, pero perdí el empleo y ya no me pude mantener", dijo Moreno frente a su camión lleno con sus pertenencias. "Me quedo un tiempo en casa de mis padres a esperar, a ver si las cosas mejoran".

Manuel Medina, de 34 años, dijo que sólo la mitad de los habitantes de su pueblo Teocaltiche, en el estado de Jalisco, regresaron este año para celebrar el día del santo patrono del pueblo.

"En otros años hemos traído dulces, regalos de cristos, recuerdos de la iglesia, y el cargo de otras familias. Pero este año, no tenemos nada por la economía", comentó.

Aun así, admitió que las cosas están mejor en Estados Unidos que en México.

"Si está mal allá, aquí está peor", expresó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes