México: Extirpan matriz a indígena sin su permiso

Las denuncias por negligencia médica se han multiplicado en México en los últimos meses con dos denominadores comunes: las afectadas son mujeres e indígenas.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México informó el sábado de un nuevo caso, el de una mujer indígena zapoteca que perdió a su hija recién nacida supuestamente por no haber sido atendida de manera adecuada y, además, que denunció que le extirparon la matriz sin su consentimiento.

La mujer llegó a la clínica a las 10:00 de la mañana del pasado 5 de junio pero pasaron 12 horas antes de que fuera atendida.

En lo que va de año, la Comisión de Derechos Humanos ha abierto al menos 16 investigaciones sobre este tipo de casos, más de la mitad de ellos con origen en el estado de sureño de Oaxaca.

El último caso también tuvo lugar en ese estado, en concreto en el hospital civil Macedonio Benítez Fuentes de Juchitán, donde ya han sido denunciadas otras negligencias.

En octubre de 2013 un video sobre una mujer dando a luz en el patio de un hospital, también de Oaxaca, indignó a todo el país y provocó numerosas reacciones. Sin embargo, se siguen reportando situaciones similares en distintos puntos del país.

La institución federal subrayó que las mujeres embarazadas "se encuentran en evidente situación de vulnerabilidad" y la repetición de casos de negligencia médica así lo corrobora. Todo empeora si además se trata de indígenas, uno de los sectores más marginados del país.

Aunque la situación de la salud pública de México ha mejorado, la mortalidad materna ronda las 50 muertes por cada 100.000 nacimientos, según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Oaxaca, uno de los estados más pobres del país, casi una de cada cinco mujeres da a luz fuera de los hospitales, de acuerdo con cifras oficiales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7