México: Senado avala uso agentes encubiertos contra crimen

MEXICO (AP). El Senado autorizó la operación de agentes encubiertos en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, al aprobar reformas en materia de justicia y seguridad con las que pretende darle al gobierno mejores herramientas en momentos que enfrenta un desafío de carteles de la droga.

Con una de las modificaciones avaladas la noche del jueves en la cámara alta, se autoriza a las autoridades reservarse la identidad de los agentes, a quienes se les asignará una clave numérica que sólo podrá conocer el procurador general, el secretario de Seguridad Pública federal, el titular de la unidad que ordene una investigación y el policía mismo.

A poco más de una semana de que concluya el periodo de sesiones en el Congreso, las reformas fueron enviadas a las Cámara de Diputados para su análisis y en su caso aprobación.

Para Jorge Chabat, experto en seguridad del Centro de Investigación de Docencia Económicas, el uso de agentes encubiertos "es fundamental para el combate al narcotráfico" al dotar de un método "más eficiente de combatir este fenómeno".

Sin embargo, advirtió que el riesgo latente es la corrupción, algo que en las políticas de combate al narcotráfico se ha convertido en un "talón de Aquiles".

México, de hecho, ha revelado en las últimas semanas casos de corrupción en niveles no vistos en más de una década con la detención de altos mandos de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública federal, incluido el ex zar antidrogas Noé Ramírez, que habría recibido al menos 450.000 dólares por dar información a un cartel.

Chabat dijo a la AP que el reto es "controlar la corrupción, que no se filtre quiénes son, porque si no, es como mandarlos a la guerra sin fusil".

México ha padecido una espiral de violencia vinculada a la disputa entre carteles de la droga por nuevos espacios y su reacción a los golpes asestados por el gobierno, que tan sólo en lo que va del año se ha traducido en poco más de 5.000 asesinatos, según recuentos periodísticos.

El presidente Felipe Calderón declaró desde el inicio de su gobierno en 2006 una guerra al crimen organizado y ordenó el despliegue de miles de agentes federales y soldados, que este año alcanzaron los 45.000 elementos.

"México vive hoy una situación de emergencia nacional, derivado de la inseguridad por la elevación abrupta de los índices de criminalidad expresada diariamente en las decenas de muertos que caen producto de la delincuencia organizada", dijo durante la discusión el senador Francisco Javier Obregón, del Partido del Trabajo.

En las reformas que avanzaron en el Senado también autorizan a cualquier persona detener a un presunto criminal en el momento en que cometa un delito o inmediatamente después, y añade como delito grave el desvío u obstaculización de las investigaciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes