México: alcalde denuncia asesinato de su guardaespalda

CIUDAD JUAREZ, México (AP). El alcalde de Ciudad Juárez denunció que la policía federal mató a balazos a uno de sus guardaespaldas.

El alcalde Héctor Murguía indicó que sus guardias estaban frente a una residencia donde él sostenía una de sus reuniones, cuando dos policías federales enmascarados se les acercaron. Destacó que sus guardias se identificaron pero que la policía federal le disparó a uno de ellos, de todas maneras.

Murguía identificó al guardaespaldas asesinado como José Humberto Pérez, de 29 años.

"Traigo tanto coraje y tanta indignación por este joven muerto y asesinado de manera artera, sin ninguna razón de quién estaba cuidando al presidente, sí eso es con el presidente que será con la ciudadanía", señaló el alcalde por el tiroteo del martes por la noche.

La Secretaría de la Seguridad Pública, que supervisa a la policía federal, dijo que los guardias se negaron a identificarse y actuaron beligerantemente, empuñando sus armas con dirección a los agentes federales, quienes les dispararon.

"Cabe destacar que el equipo de seguridad vestía ropas de civil y en ningún momento los elementos del equipo de seguridad acataron la orden de identificarse y bajar sus armas", informó el departamento en una declaración.

El departamento indicó que la policía federal se acercó a la casa después de recibir un reporte de un taxista, quien señaló la presencia de hombres armados en el lugar.

La declaración no identificó a los miembros de la policía federal involucrada en el tiroteo pero afirmó que los hombres y sus armas fueron enviados a la procuraduría estatal de Chihuahua para realizar una investigación.

Un portavoz Carlos Gonzalez, de la procuraduría estatal de Chihuahua dijo que la balacera era investigada y que no podía dar detalles.

La policía federal de México tiene la responsabilidad de la seguridad en Ciudad Juárez, una de las ciudades más peligrosa del mundo en medio de una guerra por el poder entre los carteles, de Sinaloa y de Juárez.

El tiroteo podría acrecentar las tensiones en una ciudad donde muchos de sus ciudadanos quienes ya están airados por la violencia que ha empeorado desde que el gobierno federal emplazó las tropas y la policía federal hace dos años. Más de 3.000 personas han muerto el año pasado en la ciudad de 1,3 millones de habitantes, situada en la frontera con Estados Unidos, a la altura de El Paso, Texas.

Murguía estaba en el interior de una vivienda cuando ocurrió el tiroteo, y su vida no corrió peligro. La residencia está cerca de un hotel que le sirve de alojamiento a la policía federal.

El alcalde relató que fue al hotel después del tiroteo para exigir un explicación, pero agregó que la policía federal le maltrató y le hablaron en tono grosero y agresivamente.

"Es una situación muy difícil, no es por que sea el presidente municipal, tiene que haber un procedimiento para encarar está situación. No puede ser que un asesino encapuchado salga a matar como sucedio..." manifestó el alcalde Murguía.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes