México aprueba medidas contra la inseguridad

El Consejo Nacional de Seguridad Pública mexicano (CNSP) aprobó una serie de medidas para reforzar el sistema de seguridad y justicia, en una sesión en la que las ONG llamaron a evitar la "simulación" e impulsar cambios de fondo.

En su 37 sesión, celebrada en la residencia oficial de Los Pinos y encabezada por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, los miembros del CNSP debatieron las medidas que el Ejecutivo presentó a fines de noviembre para combatir la inseguridad, la corrupción y la impunidad que la desaparición de 43 estudiantes dejó al descubierto.

Se estableció que se consolidará un servicio homologado de atención de llamadas de emergencia a través de un número telefónico único para todo el país, que permita reducir los tiempos de respuesta y mejorar la calidad del servicio.

El Consejo aprobó la elaboración de protocolos de investigación en materia de desapariciones forzadas y tortura en el marco de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia.

Además, se acordó trabajar en una nueva metodología para registrar los actos delictivos y tener así información "clara" y "veraz", por "muy dura que pueda ser", que guíe las acciones de las instituciones de seguridad, dijo Peña Nieto.

A su vez, el CNSP ratificó su "compromiso con la transparencia", promoviendo la publicación de los recursos destinados a la seguridad pública y los subsidios en esta materia que vengan desde el orden estatal y federal.

Tras reconocer que la desaparición de los estudiantes en Iguala (Guerrero) debe llevar a un ajuste en la estrategia de seguridad, Peña Nieto remarcó que las mejoras requieren un "compromiso" por parte de todos y que cada uno "asuma plenamente su responsabilidad".

"Que nadie escape y nadie suponga que vendrá otra instancia, como las Fuerzas Armadas o la Policía Federal, para relevarles de las tareas propias de los estados", expresó.

A pesar de que se han producido avances en estados como Nuevo León, Chihuahua o Durango, "está claro que tenemos que hacer mucho más", incluido el combate a la corrupción en todos los niveles, dijo el presidente.

"En el pasado pensamos que solo certificar a los policías sería suficiente, y está claro que no. En los hechos ocurridos en Guerrero había un alto porcentaje de policías certificados en confianza y, sin embargo, ahí están los resultados", señaló.

Los 43 estudiantes desaparecieron la noche del 26 de septiembre después de una ola de ataques a tiros presuntamente ordenados por el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, en los que murieron seis personas y 25 resultaron heridas.

Según la investigación oficial, los jóvenes fueron detenidos por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, que presuntamente los asesinó e incineró en un basurero del municipio de Cocula, vecino a Iguala.

"El orden municipal es en el que tenemos una mayor fragilidad", lo que no quiere decir que "no haya debilidades en los órdenes estatal y federal", admitió Peña Nieto en respuesta a las críticas a un decálogo de medidas que busca evitar la infiltración de las mafias en las alcaldías, como sucedió en Iguala.

La presidenta de la organización Causa en Común, María Elena Morera, llamó a acabar con la "simulación" respecto a la seguridad pública y promover medidas que sirvan para atajar lo que es un "problema estructural".

En su opinión, en el país existe un "círculo de corrupción" e impunidad que no permite "cambios de fondo" y que debilita la seguridad nacional y pone en "riesgo la solidez" del Estado.

Alejandro Martí, invitado permanente del CNSP y presidente de la organización México SOS, llamó a los legisladores a eliminar el fuero como una medida para empezar por la propia casa el combate a la corrupción y la impunidad.

Urgió a mejorar el sistema de justicia en "un país de víctimas" y en el que los ciudadanos están "hartos" de "la impunidad, los amparos y demás formas para liberar a los delincuentes".

El gobernador del estado de Morelos, el izquierdista Graco Ramírez, argumentó que "hay que reconocer la penetración del crimen organizado tanto en las policías municipales y estatales como en los jueces y Ministerios Públicos".

"Están desafiando al Estado mexicano, colocándolo contra la pared", dijo Graco, quien llamó a los estados a tomar medidas porque han llegado a depender de las Fuerzas Armadas, haciendo que este cuerpo se enfrente a un "desgaste".

Dicha institución está realizando funciones que no le competen. "Ha llegado el momento de darles su lugar en la seguridad nacional y no en la seguridad pública (...) Mejor nos enfrentamos nosotros al problema y lo resolvemos", sentenció.

La alcaldesa de Toluca, Martha Hilda González, aplaudió la propuesta de Peña Nieto de crear un mando único policial en los 32 estados del país, en lugar de las más de 1.800 corporaciones municipales, si bien voces como la de Morera aseguraron que solo se trata de un cambio "gerencial".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes