México busca a hombre alto y robusto por atentado

MORELIA, México (AP). Las autoridades tienen un retrato hablado de uno de los posibles autores del atentado con granadas durante una fiesta popular que dejó siete muertos y más de 100 heridos, y que autoridades locales y el embajador estadounidense han atribuido al narcotráfico.

El procurador de Justicia de Michoacán, Miguel García, informó el miércoles que el retrato hablado fue elaborado con testimonios y ha comenzado a ser distribuido entre las autoridades de los estados vecinos para que estén alertas.

Testigos han declarado que un hombre vestido de negro lanzó una de las granadas momentos después de pedir perdón por lo que haría.

García dijo que se trataría de un hombre de aproximadamente 28 años de edad, 1,75 metros de estatura, complexión robusta y la cabeza rapada. Añadió que por lo menos una segunda persona estaría directamente involucrada.

Mientras se reforzaban los operativos militares y policiales en el estado, residentes de Morelia dejaban flores y velas en altares improvisados colocados en las calles para recordar a las víctimas de las explosiones.

Mantas colocadas a los costados de vehículos militares mostraban un número telefónico y la leyenda "denuncia ciudadana" en espera de que la población pudiera proporcionar datos de los responsables del ataque en Morelia, capital de Michoacán a 215 kilómetros al oeste de la ciudad de México.

Michoacán es el estado de origen del presidente Felipe Calderón y el primer lugar donde tras asumir el poder en 2006 ordenó el despliegue de miles de agentes federales y miembros de las fuerzas armadas para contener una violencia atribuida a carteles de las drogas.

Calderón visitó el miércoles a algunos de los heridos que permanecen hospitalizados.

Horas antes, el mandatario calificó el ataque como "una situación límite que pone, desde luego, en riesgo la seguridad interior de la nación", y advirtió que se redoblarán las acciones para contener al crimen.

El gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, dijo unas horas después del ataque que el crimen organizado sería el responsable y lo calificó como terrorismo, aunque no dio más elementos para sustentar su afirmación.

El embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, lamentó el miércoles el ataque y apuntó a los carteles de la droga como los posibles autores.

"Los narco-terroristas han subestimado el coraje, valor y fortaleza de los mexicanos", señaló en una declaración escrita.

"Este vergonzoso ataque contra familias inocentes, en el más solemne día festivo de México, sólo pone de relieve el completo desprecio de los carteles y el crimen organizado por la vida y los valores humanos", añadió.

La Procuraduría General de la República inició una investigación por violación a la ley de armas de fuego y explosivos y homicidio, pero no por terrorismo, dijo el miércoles a la AP una funcionaria no autorizada a ser identificada.

Godoy anunció que solicitará al congreso estatal que autorice recursos para otorgar una pensión vitalicia a los familiares de los fallecidos y becas a los menores que perdieron a sus padres en el ataque. "Los mexicanos ya no serán iguales después de estos cobardes atentados", afirmó.

La Procuraduría de Michoacán informó que la cifra de muertos se mantenía en siete y la de heridos en 108, de los cuales unos 80 aún permanecían en distintos hospitales del estado.

Dos granadas estallaron prácticamente de manera simultáneamente a calles de distancia mientras el gobernador de Michoacán daba el tradicional "grito" de la independencia en el centro histórico de Morelia, donde millares de personas se congregaron para los festejos.

México ha vivido en los últimos años una ola de violencia vinculada al narcotráfico que se ha traducido en miles de asesinatos y diversos enfrentamientos con la policía y el ejército.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes