México confisca ocho tigres en Cancún

CANCUN, México (AP). Una batalla legal de una década por un aficionado a los felinos para retener su colección de animales salvajes aparentemente terminó el jueves cuando las autoridades mexicanas confiscaron ocho tigres y dos jaguares.

José Juárez Gil, quien se hace llamar "Tigre Pepe", ha enfrentado las acusaciones de grupos privados y gubernamentales que señalan que los animales bajo su cuidado sufren de alimentación, espacio y cuidados inadecuados.

Los felinos "no han recibido un trato digno ni respetuoso y las condiciones en que se hallaban encerrados era insegura", informó en un comunicado la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

No se indicó cuáles eran las condiciones inseguras, pero uno de los tigres escapó de su jaula en noviembre del año pasado y atacó a un hombre que posteriormente se recuperó de las heridas.

La secretaría dijo que los animales confiscados serían transferidos a "lugares donde se les garantice un trato digno y respetuoso así como el cuidado médico y la alimentación", si bien no especificó a dónde.

Algunos de los contenedores de animales hallados en el lugar del decomiso mostraban etiquetas de un zoológico privado del centro del país.

"Los felinos recibirán evaluaciones médicas durante su confinamiento y traslado", agregó la Semarnat.

Juárez Gil sostiene que el gobierno violó una restricción emitida por la corte que le permitía retener a los animales, a los que llama "mis niños". Asegura que la redada forma parte de un plan por apoderarse del terreno donde se encuentra su zoológico improvisado en las afueras del centro vacacional caribeño de Cancún.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes