México defiende chiles, dice EU apresura conclusiones

MEXICO (AP). México defendió la sanidad de sus chiles y aseguró que autoridades estadounidenses han apresurado sus conclusiones sobre el origen de un brote de salmonela sin que tengan aún bases científicas para señalar a los productos mexicanos.

Funcionarios de Agricultura y de Salud afirmaron el jueves en rueda de prensa que las muestras en las que se basó la administración estadounidense de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) para asegurar la víspera que halló una cepa de salmonela vinculada a chiles mexicanos fueron tomadas de un predio que dejó de producir desde hace dos meses.

"La investigación que FDA anunció de chiles jalapeños y serranos en México está ausente totalmente de elementos científicos probatorios", dijo el director del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Enrique Sánchez.

La FDA dijo que el jueves que encontró salmonela vinculada al brote que ha enfermado a 1,300 estadounidenses en agua de riego en un rancho del estado norteño de Nuevo León.

Las secretarías de Agricultura y Salud mexicanas aclararon, primero, que muestras de agua se tomaron en un predio del estado norteño de Tamaulipas, no de Nuevo León.

El jefe de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Miguel Angel Toscano, dijo que además del agua se tomaron muestras de suelo, tierra y chiles de desechos en el predio, de las cuales México también realiza análisis.

Refirió que un primer resultado dio positivo en algunas muestras a salmonela B, las cuales fueron enviadas a otros laboratorios para determinar si alguna de ellas corresponde al tipo Saint Paul, que es la señalada por la FDA como responsable del brote.

Toscano explicó que la salmonela B tiene 17 subtipos, uno de los cuales es la Saint Paul, y hasta el momento no se ha determinado que exista.

Además, Sánchez dijo que las muestras pese a haber dado positivo para salmonela B no prueban ningún vínculo con los chiles, debido a que se tomaron de una zona donde ya no se producía el producto y que fue susceptible de contaminación por agua de lluvia e incluso el paso de animales.

El director de Senasica consideró que la FDA hizo "un anuncio que no debía haberse hecho hasta no haber hablado con nosotros", más aún porque no han concluido las investigaciones.

Incluso, dijo que la FDA rompió un acuerdo de confidencialidad para no informar nada hasta que hubiesen concluido todas las pruebas.

Sánchez refirió que México produce 2,2 millones de toneladas de chile al año, de las cuales unas 267,000 toneladas o 14% se exportan hacia Estados Unidos.

De lo que se vende en el vecino país del norte, sólo 12,000 toneladas son chiles frescos y el resto son procesados o envasados.

Añadió que aunque no está cerrada la frontera estadounidense a los chiles mexicanos, sí se detienen los embarques para que las autoridades de Estados Unidos tomen una muestra y no se liberan hasta que están los resultados, lo cual puede durar entre tres y ocho días.

El responsable de la Cofepris dijo que los mexicanos pueden consumir chiles sin ningún temor, porque "no representan riesgos".

El brote de salmonela en Estados Unidos fue inicialmente vinculado a tomates, incluidos los importados de México, aunque al paso de las semanas se desestimó que ese producto fuera el origen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes