México en duelo tras ataque incendiario que dejó 52 muertos

MONTERREY, México ( AP). Lorena Villarreal Elizondo iba a reunirse con una amistad en el Casino Royale de esta ciudad, cuando varios hombres armados irrumpieron por la puerta gritando: "¡ Salgan, salgan, que vamos a quemar todo!".

Para Carla María Espinoza Vega, de 19 años de edad, era su segundo día de trabajo en el casino cuando el comando roció gasolina alrededor de la puerta principal y le prendieron fuego a la construcción.

Ambas murieron en el incendio que mató a 52 personas, la mayoría mujeres, en el casino de esta ciudad del rico norte mexicano.

Sus amigos y familiares lloraron a Villarreal, de 39 años de edad y madre de tres, durante una velación el viernes, mientras que la madre de Espinoza llenaba el papeleo para recuperar el cuerpo de su hija.

Se trata de otro crimen atroz que los mexicanos han sufrido desde que comenzó la sangrienta guerra de su país contra las bandas de narcotraficantes, hace cinco años, pero el incendio del jueves marcó un hito macabro en un conflicto que ha cobrado más de 35.000 vidas desde 2006, según cifras del gobierno. Otros dicen que la cifra real oscila los 40.000 muertos.

Esta vez, las víctimas no fueron soldados a pie de los carteles del narcotráfico ni migrantes que se resistieron al reclutamiento forzado por parte de las bandas, como ocurrió en otros ataques. Fueron empleados del casino o clientes que les gustaba el lugar para comer o jugar al bingo y las tragamonedas por las tardes en una zona opulenta de la ciudad.

"Ella era mi bebé", dijo entre lágrimas la madre de Espinoza, Guadalupe Vega, mientras esperaba en la morgue.

" Era como una hermana", dijo una prima de Villarreal, Guadalupe Elizondo Gracia, en las afueras de una gigantesca funeraria que atrajo a centenares de dolientes durante una media decena de velaciones el viernes por la noche.

En un discurso televisado a nivel nacional y con tono enojado, el presidente Felipe Calderón declaró tres días de luto nacional y calificó el ataque de " el más grave atentado contra la población civil inocente que haya visto el país en mucho tiempo".

" Estamos enfrentando a verdaderos terroristas que han rebasado todos los límites", dijo Calderón, quien también anunció que se reforzará la presencia de las fuerzas federales en la ciudad.

"México está agraviado y entristecido, y debemos cambiar eso por valor y coraje para enfrentar a los delincuentes. Hay que transformar el dolor en unidad para superar este momento", agregó.

Acompañado de su esposa Margarita Zavala y miembros de su gabinete, Calderón llegó el viernes hasta el casino en Monterrey, donde colocó una ofrenda y guardó un minuto de silencio por las víctimas.

Una videograbación de seguridad divulgada el viernes muestra a entre ocho y nueve hombres que llegaron en cuatro vehículos al casino. En una operación que duró escasos dos minutos y medio, se observa a los atacantes ingresando con botes, personas tratando de huir presas del pánico y una columna de humo saliendo del edificio, que luego queda envuelto en llamas.

El gobierno federal ofreció una recompensa de unos 2,4 millones de dólares a cambio de información que permita identificar y detener a quienes planearon y ejecutaron el ataque. Es la misma cantidad que ofrece el gobierno para lograr la detención de los capos más importantes del narcotráfico.

Las autoridades divulgaron bocetos de tres de los hombres, logrados con base en las declaraciones de 16 sobrevivientes del incendio, dijo Jorge Domene, vocero de Seguridad del gobierno del estado de Nuevo León, donde se encuentra Monterrey.

Domene agregó que las autoridades ya localizaron tres de los cuatro vehículos que aparecen en el video, abandonados en varias partes de la ciudad. Todos habían sido reportados como robados.

Las autoridades dijeron que todavía investigan si había salidas bloqueadas. Sin embargo, muchos cuerpos fueron encontrados en las oficinas y los baños, lo que parecería indicar que las víctimas esperaban un tiroteo.

La mayoría murieron por inhalación de humo. Fueron encontrados con sus teléfonos celulares en las manos, dijo a The Associated Press un policía que no tenía autorización para ser identificado.

En los alrededores del casino, la gente dijo el viernes que el episodio de violencia profundizó su sensación de vulnerabilidad. En los últimos años, la ciudad ha quedado atrapada en una batalla territorial entre el Cártel del Golfo y su vástago, los Zetas. Monterrey está en vías de alcanzar niveles récord de asesinatos este año.

El Casino Royale fue blanco de un ataque por parte de hombres armados el 25 de mayo. El procurador general de Justicia de Nuevo León, Adrián de la Garza, dijo que narcotraficantes aparentemente fueron responsables del nuevo ataque.

Los cárteles mexicanos frecuentemente extorsionan a los casinos y otros negocios. Muchas veces los atacan y queman sus edificios si se rehusan a pagar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes