México elogiado por medidas ante gripe porcina

CANCUN, México (AP). Mientras la gripe porcina hace estragos en el invierno del hemisferio sur, especialistas mundiales en salud temen que algunos países afectados no han tomado las medidas estrictas requeridas para proteger la salud de la población.

Apenas el viernes, el nuevo ministro de Salud argentino Juan Manzur elevó la cuenta total de muertes en el país a 44. Calcula que unas 320,000 personas han contraído gripe, 100,000 de ellas en su variante porcina, un salto enorme con respecto a las cifras oficiales anteriores y un indicio de que los hospitales argentinos se verán abrumados durante meses.

Gran Bretaña se había negado a realizar análisis en gran escala, lo que demoró los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud para declarar que el brote mundial del virus había adquirido el carácter de pandemia. El ministro de Salud británico Andy Burnham reconoció tardíamente que su país tiene que tomar medidas ante la previsión de 100,000 nuevos casos diarios de gripe para fines de agosto.

El gobierno argentino era renuente a tomar medidas estrictas antes de las elecciones parlamentarias del domingo pasado. Ahora que han pasado, prolongó las vacaciones escolares de invierno de dos semanas a un mes, dio asueto a las mujeres embarazadas y otros trabajadores vulnerables y exhortó a la población a evitar las aglomeraciones.

Pero Argentina se niega a declarar una emergencia nacional de salud pública a pesar de que es tercera en el mundo en cuanto a casos fatales, después de Estados Unidos y México.

"Una de las situaciones desafortunadas en Argentina ha sido una combinación que no recomendamos los epidemiólogos, que es que se mezclen las pandemias con los procesos electorales", dijo Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud, que tiene 25 especialistas en la Argentina esta semana.

México, en cambio, mereció el agradecimiento del mundo por su reacción enérgica, costosa y muy pública, con una paralización casi total de la actividad pública que le costó al país casi 3,500 millones de dólares.

Ayudó a demorar la diseminación inicial del virus y dio a otros países más tiempo para prepararse, dijo la directora de la Organización Mundial de la Salud, doctora Margaret Chan.

"México dio al mundo un alerta anticipado, y también le dio al mundo un modelo de información rápida y transparente, medidas de control agresivas y difusión generosa de datos y muestras", dijo Chan en una reunión de ministros de salud en Cancún.

Se necesitará tiempo para determinar la eficacia de las medidas mexicanas, porque los científicos deberán comparar lo que se hizo con lo que hubiera podido suceder si no se hacía nada, dijo la doctora Nancy Cox, jefa de la división de gripe de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos.

"Pero fueron muy valientes, impresionaron al mundo", dijo Cox.

El presidente mexicano Felipe Calderón enfrentó resistencia interna: dijo que algunos funcionarios de los estados querían ocultar las cifras por evitar el pánico. La cuenta en México asciende a 10,687 casos, 119 de ellos fatales.

"Para muchos en el mundo, México, precisamente porque estábamos informando con la verdad, fue y se convirtió en un lugar satanizado", dijo Calderón.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes