México libera a médico requerido por EU en caso de óvulos

SANTA ANA, California, EU ( AP). Un médico prófugo que está en el centro de un escándalo por robo de óvulos en el centro de fertilidad de la universidad de California en Irvine salió en libertad de una cárcel en la Ciudad de México, donde había permanecido detenido para ser extraditado a Estados Unidos.

Los fiscales federales conocieron que el doctor Ricardo Asch ya no estaba en custodia, reportó el miércoles el diario Los Angeles Times.

Las circunstancias y detalles de su liberación son desconocidos. Si le permitieron abandonar México, eso complicaría los esfuerzos por llevarlo a juicio en Estados Unidos.

Un empleado de la Procuraduría General de la República, quien no tenía autorización para ser citado por la prensa, dijo que un juez había permitido que Asch fuera liberado con una fianza de un millón de pesos (83,000 dólares) porque determinó que los delitos que se le imputan en Estados Unidos no eran tan graves como para mantenerlo retenido.

Los fiscales pidieron una explicación a los funcionarios mexicanos y planean continuar buscando la extradición de Asch.

" Todavía esperamos que las autoridades de México den una completa consideración a nuestra solicitud" de enviar de vuelta a Asch, dijo al periódico el fiscal asistente Douglas McCormick.

Asch era un prominente especialista en fertilidad que desarrolló una técnica llamada transferencia intrafalopiana de gametos, conocida como GIFT por sus siglas en inglés.

En 1995, el periódico Orange County Register reportó acusaciones de que Asch y su socio, el chileno José Balmaceda, habían robado óvulos y embriones de docenas de mujeres tratadas en su centro de salud reproductiva de UC Irvine.

Parte del material fue transferido a otras mujeres y resultó en por lo menos 15 nacimientos, dijeron las autoridades.

Asch negó haber actuado de mala fe y culpó a los subalternos de su clínica por los traspasos inapropiados de embriones y óvulos.

El centro cerró en 1995 y la universidad de California ha pagado más de 27 millones de dólares para llegar a un arreglo en más de 150 demandas, señaló el Register.

En ese entonces, no era ilegal robar material humano pero los auditores descubrieron que la clínica había dejado de reportar casi 1 millón de dólares de ingresos y los médicos fueron acusados de fraude postal y evasión de impuestos.

Para evitar el proceso jurídico, Balmaceda huyó a su natal Chile y Asch se fue a México y Argentina. Estados Unidos intentó sin éxito conseguir su extradición desde Argentina en 2004.

Asch inauguró un consultorio de fertilidad en Ciudad de México, donde lo arrestaron el 3 de noviembre.

El 15 de marzo, según tanto el Times como el Register, Asch anunció su libertad con un mensaje en inglés y español en la red social Facebook que decía: "Hoy es el día de la libertad... disfrútenlo conmigo por favor".

The Associated Press envió un mensaje al Ricardo Asch listado en la página de Facebook y llamó al abogado de Asch, Eliel Chemerinski, en busca de comentarios pero no obtuvo ninguna respuesta inmediata.

Un tercer médico, Sergio Stone, no fue acusado de robar óvulos pero fue condenado en 1997 por facturar de manera fraudulenta a las compañías de seguros. Lo multaron con 50,000 dólares y tuvo que pasar un año en detención domiciliaria.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes