México asegura que hay una "relación cercana" con EEUU y confía en seguir comerciando

El canciller mexicano, Luis Videgaray, aseguró un año después de la elección de Donald Trump, la relación con Estados Unidos es "cercana" y confió en seguir comerciando con su vecino del norte, incluso si fracasan las negociaciones del TLCAN.

"Tenemos diferencias claras con la administración del presidente Trump (...) pero a lo largo de estos meses hemos logrado construir una buena relación de trabajo, incluso una cercana relación de trabajo" aseguró Videgaray en una entrevista a la AFP en Danang, donde se celebra el foro económico Asia-Pacífico.

Las tensas relaciones entre México y Estados Unidos desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, en particular por su intención de construir un muro en la inmensa frontera que comparten ambos países, también tienen consecuencias en lo económico.

A petición de Trump, que lo considera injusto para su economía, México, Estados Unidos y Canadá, están renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994, y que hasta ahora ha sido vital para la economía mexicana.

"¿Es mejor el futuro con el TLCAN? Sí. ¿México puede seguir adelante sin el TLCAN? Por supuesto que sí", dijo el canciller, que quiere minimizar el impacto de una posible retirada de Estados Unidos del acuerdo.

La próxima ronda de negociaciones del TCLAN, la quinta, arranca la semana que viene en México con perspectivas difíciles, después de que en octubre la ronda anterior acabara con acusaciones cruzadas entre los tres socios.

"Es una realidad que el comercio entre México y Estados Unidos continuaría, aún sin el TLCAN. Más de la mitad del comercio se hace conforme a las reglas de la OMC [Organización Mundial de Comercio], y no con el TLCAN. La mayoría de los productos se enfrentaría a aranceles muy pequeños", asegura.

Entre otras polémicas propuestas, Estados Unidos habría exigido restringir la entrada de productos lácteos o limitar la circulación de camiones mexicanos en territorio estadounidense.

Además Washington pide también que el acuerdo sólo dure cinco años y luego haya que renovarlo, algo que rechazan sus socios.

Ahora, a menos de un año de las elecciones mexicanas del próximo mes de julio, el gobierno mexicano continua haciendo esfuerzos para diversificar su comercio e intentar buscar otros socios para limitar su dependencia de Estados Unidos.

En este sentido México firmó en Danang, junto a otros diez países, un documento que sienta las bases de un ambicioso tratado comercial, ahora llamado Acuerdo Transpacífico Exhaustivo y Progresista (CPTPP).

Se trata del que hasta ahora se conocía como TPP, un texto que quedó tocado de muerte por la decisión de Estados Unidos de retirarse y que los países restantes (Brunéi, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam) quieren potenciar.

"Es un buen paso en la dirección correcta pero falta camino por andar", dijo Videgaray, y explicó que si finalmente se acuerda el CPTPP permitiría a México establecer relaciones comerciales con seis países con los que hasta ahora no tenía acuerdos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7