Micheletti no renunciará antes de que asuma Lobo

TEGUCIGALPA ( AFP). El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, repitió este martes que no renunciará antes de que tome posesión el electo Porfirio Lobo, pese a las presiones de la comunidad internacional.

" No voy a renunciar hasta que termine el periodo que me corresponde constitucionalmente", zanjó Micheletti a través de radio HRN, tras reunirse en la noche del lunes con Lobo, del opositor Partido Nacional (PN, derecha), ganador de las elecciones del 29 de noviembre.

La comunidad internacional, con Estados Unidos a la cabeza, exige que Micheletti deje el gobierno antes de que Lobo asuma el 27 de enero, para reconocer su gobierno y restablecer la ayuda suspendida tras el golpe del 28 de junio que depuso a Manuel Zelaya.

" Yo fui electo por el Congreso y el único que me puede destituir o quitar de la posición es el mismo Congreso Nacional", dijo Micheletti, que asumió el poder el 28 de junio, pocas horas después de que los militares sacaran a punta de fusil a Zelaya y lo expulsaran a Costa Rica.

" Aun y cuando el mundo me lo pida, aun y cuando los países que han estado intransigentemente viéndonos a nosotros con odio, sin justificación, aun así no lo haré", indicó Micheletti, que calificó las presiones internacionales de " persecuciones inhumanas".

Micheletti, del mismo partido que Zelaya, el Liberal, calificó la petición de su retiro de " patraña posiblemente urdida aquí mismo internamente", y afirmó no ver el " interés de cualquier otro país del mundo" de que se vaya " un día, dos días, siete, once días antes".

En el encuentro con Lobo " platicamos de todos los temas", entre ellos " la transición" o la " amnistía", dijo el presidente de facto, que se retiró temporalmente del cargo una semana durante las elecciones del 29 de noviembre.

Según la legislación hondureña, Micheletti entregará la banda presidencial al Congreso --que quedará constituido dos días antes del traspaso de poder previsto para el 27 de enero-- y el máximo responsable de éste se la impondrá al nuevo presidente.

Micheletti afirmó haber sido " engañado" por México cuando éste gestionó la salida de Zelaya de la embajada de Brasil, donde se refugia desde el 21 de septiembre tras regresar clandestinamente a Honduras.

" Nos engañaron hasta el último momento porque el señor de cancillería de México tenía que haberse presentado a las dos de la tarde (...) llegó a las seis de la tarde, con esa nota, diciendo que prestara la oportunidad al señor Zelaya de irse como un ciudadano extraordinario, como presidente de la República", lamentó.

Micheletti aseguró que su gobierno no tendrá " ningún inconveniente" en aceptar que Zelaya se vaya como " exiliado político" si ello contribuye a la " paz y la tranquilidad del país".

Zelaya " ya no es presidente, él es un ciudadano común y corriente porque él mismo aceptó y firmó un documento, donde queda claro que es el Congreso Nacional quien decidirá si él retorna al poder y él aceptó eso".

" El Congreso tomó una decisión histórica, pues yo creo que desde ese momento él debe entender que no tiene opción de retornar el poder, quieran los países amigos, los vecinos o quiera el mundo que retorne, en este país él no va a retornar (...), él tiene cuentas pendientes con la Justicia y tiene lógicamente que cumplir con la ley", sentenció.

Zelaya está acusado por la Justicia de varios delitos. Entre ellos el de traición a la patria, por intentar organizar --en contra de lo decidido por la propia Justicia y por el Congreso-- una consulta popular cuyo fin último era reformar la Constitución para poder ser reelecto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes