Miles de argentinos acompañan en el adiós a Néstor Kirchner

BUENOS AIRES ( AFP). Miles de argentinos acongojados y portando cirios, banderas y flores desfilaron el jueves por la capilla ardiente del ex presidente argentino Néstor Kirchner, instalada en la Casa Rosada de Buenos Aires, dando muestras de apoyo a su viuda, la presidenta Cristina Kirchner.

En su primera aparición pública tras la muerte de Kirchner por un infarto, el miércoles por la mañana, la presidenta llegó a la Casa Rosada al poco de abrirse la capilla ardiente acompañada de su hijo, Máximo de 32 años, y su hija, Florencia de 19.

La presidenta llevaba anteojos oscuros y un vestido negro, y posaba su mano sobre el feretro de su marido, tratando de evitar las lágrimas y atendiendo las condolencias de quienes la rodeaban.

"!Hasta siempre Néstor!", gritó un jóven con lágrimas en los ojos al pasar frente al féretro del ex mandatario, muerto a los 60 años, mientras el resto de los ciudadanos rompía en un aplauso.

El féretro fue situado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, en medio de los retratos del tres veces presidente Juan Perón y el asesinado mandatario chileno Salvador Allende.

Además de Cristina Kirchner, presidían la capilla la hermana del ex mandatario y ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner y el jefe de Gabinete Aníbal Fernández.

Hombres y mujeres de origen humilde y muchos jóvenes no ocultaban sus lágrimas en la despedida, que materializaban con un gesto de adiós con sus manos o la V de la victoria.

En el lugar se esperaba también el arribo de los numerosos presidentes latinoamericanos que despedirán al ex secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, de Ecuador, Rafael Correa, Uruguay, José Mujica y Chile, Sebastián Piñera, habían llegado ya a Buenos Aires para las exequias y se esperaba la presencia de los de Venezuela, Brasil, Paraguay y Colombia.

"Me siento huérfano con la pérdida del compañero y hermano Néstor Kirchner. Pasé momentos difíciles y Néstor siempre estaba conmigo y espero que siga conmigo", dijo Morales, el primero en arribar a Buenos Aires.

La fila de ciudadanos que zigzagueaba frente a la Casa de Gobierno crecía incesantemente.

Una larga espera de 19 horas permitió a la edil peronista bonaerense Graciela Benítez ser la primera en darle el último adiós al ex mandatario.

"Tengo mucho dolor pero también tengo esperanza porque estoy convencida que la posta hoy la tiene la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, porque Cristina y Néstor son una sola cosa", reflexionó la mujer envuelta en una bandera celeste y blanca.

La verja que rodea la Casa Rosada amaneció este jueves tapizada con mensajes y llena de flores.

"Fuerza presidenta", "Te necesitamos más que nunca", "Néstor está vivo entre nosotros", decían algunas de las misivas escritas de puño y letra.

Los restos del ex mandatario llegaron la madrugada del jueves a Buenos Aires para el velatorio y luego regresarán a la patagónica Santa Cruz, su provincia natal, donde serán inhumados en un cementerio municipal en una fecha aún sin anunciar.

La central obrera CGT, el principal apoyo del gobierno, convocó a una movilización este jueves en la histórica Plaza de Mayo para despedir al líder, a quien defendían como heredero del tres veces presidente Juan Perón.

"Después de (Juan) Perón y Eva (Duarte de Perón) viene Néstor Kirchher, sin ninguna duda", dijo el poderoso líder cegetista, Hugo Moyano al dar su respaldo a la mandataria.

El deceso de Kirchner conmovió a los argentinos que se preguntan cómo será el futuro sin el hombre fuerte, que conformaba con la presidenta una férrea sociedad conyugal y política que prácticamente co-gobernaba en Argentina.

Los Kirchner se conocieron cuando estudiaban abogacía y militaban en el ala izquierda del peronismo en la Universidad de La Plata (60 km al sur de Buenos Aires) en los 70.

Kirchner era uno de los potenciales presidenciables para 2011 y el político mejor posicionado en las encuestas.

Rebelde por naturaleza, el también diputado nacional desafió a los mercados, saldó en un pago la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar su control y puso en pie a un país que en 2003 recibió desvastado por la mayor crisis económica de la historia.

Otro hito de su gobierno fue el impulso que dio a los juicios contra los criminales de la dictadura (1976/83).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes