Miles de argentinos reclaman por desaparecidos en democracia

Miles de argentinos marcharon este lunes al cumplirse 11 años de la segunda desaparición de Julio López, un testigo clave en juicios por crímenes de la dictadura (1976-1983), en movilizaciones enmarcadas por el reclamo de aparición con vida del activista Santiago Maldonado.

"Estamos pidiendo por mi viejo y por Santiago Maldonado", dijo Rubén López, quien encabezó la marcha en la ciudad de La Plata, 60 km al sur de Buenos Aires, donde su padre, Julio López, fue visto por última vez.

Sin embargo, el hombre advirtió que "los dos casos son totalmente diferentes".

Maldonado, un artesano de 28 años solidario con la causa mapuche, fue visto por última vez el 1 de agosto pasado durante un violento operativo de la gendarmería (policía militarizada) en el sur de Argentina, mientras que López desapareció en la calle sin que esté involucrado el accionar de una fuerza de seguridad.

Julio López desapareció el 18 de septiembre de 2006, a los 76 años, tras salir de su casa rumbo al tribunal el día en que se leyó la sentencia del temible exjefe policial Miguel Etchecolatz, contra quien había dado testimonio y que resultó condenado a prisión perpetua.

López había estado detenido-desaparecido en dictadura y Etchecolatz había sido su torturador. Fue testigo en el juicio, el primero tras la anulación en 2003 de las leyes de amnistía que permitió la reanudación de los procesos por crímenes de lesa humanidad.

"Nuestras sospechas siempre fueron contra el entorno de Etchecolatz o alguno de sus secuaces, pero no tenemos pruebas. Nunca tuvimos testigos, no había cámaras de seguridad como hay hoy, nada", dijo Rubén López.

A la vez, Sergio Maldonado, hermano de Santiago, marchó junto a decenas de personas en la pequeña ciudad de Esquel (1.870 km al sudoeste de Buenos Aires) y sumó también su voz a los pedidos de memoria y justicia por López.

"Hoy todas las marchas son por Julio López. Por desgracia hoy sumamos a Santiago", dijo Sergio al agradecer el respaldo que recibe de Rubén López.

A 48 días de la desaparición del joven artesano de 28 años, el juez Guido Otranto ordenó este lunes un allanamiento en el Pu Lof en Resistencia, el asentamiento mapuche al que Maldonado había ido a solidarizarse, instalado en tierras adquiridas por el empresario italiano Luciano Benetton en la Patagonia.

El juez no permitió la presencia de la familia de Maldonado, que lo había recusado la semana pasada.

"Van a buscar donde no tienen que buscar. ¿Por qué no investigan en los escuadrones (de gendarmería), si saben quién se lo llevó? Fueron los de gendarmería", dijo Sergio Maldonado, insistiendo con la hipótesis que sostiene la familia y rechaza de plano el gobierno de Mauricio Macri.

Agrupaciones de izquierda y organizaciones humanitarias realizaron otra marcha en el centro de Buenos Aires.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes