Miles de mexicanos vuelven al trabajo tras terremoto que deja más de 290 muertos

Miles de capitalinos regresaron hoy a sus centros de trabajo en medio la incertidumbre por los posibles daños en sus instalaciones, provocadas por el sismo del pasado martes, y con la mira puesta en la solidez de los edificios donde trabajan.

Casi 72 horas después del movimiento telúrico, de magnitud 7,1 en la escala de Richter, que golpeó la parte central del país y que hasta el momento ha dejado 292 víctimas, los mexicanos volvieron a su sitios de trabajo con muchas dudas y muchos de ellos mirando hacia las alturas escrutando edificios propios y ajenos.

En la mañana de este viernes, en la céntrica avenida Reforma, los trabajadores, en su mayoría oficinistas, repetían una particular conducta, salían de sus trabajos y ya en plena calle volteaban a las alturas, revisando las estructuras de las edificaciones cercanas.

Tras el terremoto del martes, que provocó el colapso de 38 edificios en la Ciudad de México, las autoridades locales pidieron a los ciudadanos revisar casas, departamentos y centros de trabajo para reportar cualquier alteración en la construcción que haya sufrido.

Desde el jueves, trabajadores tanto de empresas públicas como privadas utilizaron las redes sociales para reportar que estaban siendo obligados retornar a sus lugares de trabajo cuando estos sufrían daños y no era aptos para ser ocupados o no habían sido inspeccionados.

El Alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, explicó que han recibido hasta ahora 3.848 reportes de personas que solicitan la inspección y revisión de sus inmuebles por las brigadas de la Secretaría de Protección Civil.

Mancera dijo que unos 3.600 brigadistas revisaron 2.300 inmuebles con daños de todo tipo: leves, moderadas y graves.

En tanto, la Facultad de Arquitectura (FA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) junto con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), capacitó, en dos días, a más de 4.000 estudiantes, profesores y especialistas relacionados con la arquitectura y la ingeniería para la revisión de las viviendas afectadas.

La UNAM explicó que la Facultad de Arquitectura recibió más 1.700 solicitudes, de al menos 15 demarcaciones de las 16 que integran la Ciudad de México, resultando las más afectadas la delegación Cuauhtémoc, que tiene en su territorio al Centro Histórico y la colonias Roma y Condesa, y Benito Juárez, una de las de mayor poder adquisitivo.

Las autoridades cumplirán en estos días con una inspección ocular de la cual se generará un diagnóstico preliminar con el objetivo de determinar si los daños son leves, moderados o graves y para determinar mediante un censo cuales son inhabitables.

El sismo tuvo lugar el mismo día, pero 32 años después, del terremoto de 1985 que dejó unos 20.000 muertos en la capital y ocurrió 12 días después del sismo de magnitud 8,2, el más potente del país desde 1932, que causó 98 muertos en los estado de Oaxaca y Chiapas, en el sur y sureste de México. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7