Miles de rumanos protestan en Rumanía contra plan de reforma jurídica

Más de quince mil rumanos salieron esta noche a las calles de Bucarest y otras ciudades de su país para protestar contra la los planes del gobernante Partido Social Demócrata (PSD) de suavizar el procedimiento penal mediante un decreto urgente, informó la agencia Agerpres.

"No queremos ser una nación de ladrones", "(Elecciones) Anticipadas" y "No a los decretos urgentes", son algunos de los eslóganes que gritaban los más de 10.000 manifestantes en la céntrica plaza Victoriei de Bucarest, ante la sede del Gobierno.

Otras 3.500 personas salieron a las calles de Cluj (centro del país), unas 3.500 a las de Timisoara (oeste), tres mil en Sibiu (centro) y dos mil en Iasi (noreste).

"Si sus tentativas de cambiar la legislación judicial se precipitan hoy o mañana, estamos listos en cualquier momento para salir a la calle", advirtió a Efe Florin, un traductor de 37 años.

Los ciudadanos protestan contra los intentos del presidente del PSD, Liviu Dragnea, condenado el pasado jueves a tres años y medio de prisión por abuso de poder, de modificar la ley para reducir las penas y eliminar delitos, y evadirse así de la cárcel.

Tras conocerla, Dragnea tildó de "ejecución en masa" la sentencia en su contra dictada por el Alto Tribunal de Casación y Justicia.

En febrero de 2017, el Gobierno socialdemócrata desató la ira de cientos de miles de ciudadanos al aprobar un decreto urgente que suavizaba las leyes contra la corrupción, pero acabó retirándolo ante la masiva ola de protestas, sin precedentes desde la caída del régimen comunista en 1989.

Las enmiendas del procedimiento penal proyectadas permitirían a Dragnea evadirse de la condena que afronta ahora por haber creado empleos ficticios, y que ha recurrido, afirman sus detractores.

Además, dicen que también le ayudarían a lograr su rehabilitación tras una anterior sentencia de dos años de prisión sin cumplimiento obligado que recibió por fraude electoral, lo que le impidió presentarse como candidato a primer ministro.

La oposición liberal ya ha pedido su dimisión, mientras que los miembros de su partido han mostrado lo apoyan aún bajo la presunción de inocencia.

Recientemente, Dragnea logró que más de cien mil seguidores acudieran a una manifestación en su apoyo y contra los supuestos fiscales que "fabrican casos".

La Fiscalía Anticorrupción (DNA) lo acusa también, en otro proceso judicial, de haber creado una organización delictiva, de abuso de poder y de malversación de fondos europeos. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes