Miles vuelven a ciudad paquistaní ya salvo de inundaciones

THATTA, Pakistán (AP). Miles de personas volvieron este lunes a la sureña ciudad histórica de Thatta donde nuevos diques construidos con barro y piedras contienen a las aguas que han inundado una gran parte de Pakistán.

Los miles de damnificados que huyeron de las anegaciones en comunidades vecinas se quejaron de la escasez de alimento y agua en donde han acampado cerca de un extenso panteón musulmán en una colina cerca de la ciudad de Thatta.

Numerosas personas han corrido detrás de los vehículos que participan en la distribución de víveres en las inmediaciones del cementerio, lo cual ha sido una maniobra caótica que ha dejado sin nada a muchos damnificados, sobre todo a los ancianos y los enfermos. Algunos han bebido en charcos agua de lluvia.

"No puedo correr en busca de comida ni sobrevivir a esta carrera exasperante a mi edad", dijo la anciana Nasima Mai, de 75 años y quien dejó su comunidad con su familia numerosa, en su mayoría mujeres y niños.

"Lanzan la comida desde camiones como si estuvieran alimentando animales", se quejó.

Las autoridades afirmaron que han intentado suministrar alimento y techo a los cientos de miles de las personas que han acampado en una colina en Makli. Pero como en otros lugares del país, la magnitud del desastre ha rebasado la capacidad de los gobiernos locales y de los donantes internacionales.

Las inundaciones comenzaron hace casi un mes en el noroeste por la presencia de lluvias monzónicas con una intensidad extraordinaria y se han extendido por el desbordamiento del río Indo. Localidades y zonas agrícolas han sido devastadas, mientras al menos 1,600 personas han muerto y 17 millones han quedado desamparadas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes