Milicianos EIIL declara un nuevo califato islámico

El grupo escindido de al-Qaida que ha capturado amplias zonas de Irak y Siria ha declarado formalmente la creación de un nuevo estado islámico, reclamando la lealtad de los musulmanes de todo el mundo en una maniobra que podría tensar aún más las relaciones con otros grupos armados.

Con brutal eficiencia, el grupo extremista suní ha tomado una gran sección de territorio, borrando en la práctica la frontera entre Irak y Siria y sentando las bases de su protoestado. Pero la declaración del domingo, realizada en el primer día del mes sagrado musulmán del ramadán, podría provocar una oleada de combates entre facciones armadas suníes que formaron una alianza informal en su avance en Irak.

El portavoz de Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) declaró al líder del grupo, Abu Bakr al Baghdadi, como jefe del nuevo califato, o estado islámico, y pidió a los musulmanes de todo el mundo, y no sólo aquellos bajo control del grupo, que les juren lealtad.

"La legalidad de todos los emiratos, grupos, estados y organizaciones queda anulada por la expansión de la autoridad del califato y la llegada de sus tropas a esas zonas", afirmó el portavoz, Abu Mohamed al-Adnani, en un comunicado subido a Internet en un archivo de sonido. "Escuchad a vuestro califa y obedecedle. Apoyad vuestro estado, que crece cada día".

Al-Adnani definió aproximadamente el territorio del estado islámico desde el norte de Siria a la provincia iraquí de Diyala, al nordeste de Bagdad, una gran extensión de terreno que cruza una frontera ya en manos del EIIL. También dijo que al establecer el califato, el grupo cambia su nombre a simplemente Estado Islámico, eliminando la mención a Irak y el Levante.

Algunos extremistas musulmanes llevan tiempo soñando con recrear el estado islámico, o califato, que gobernó de diferentes maneras Oriente Medio, buena parte del norte de África y otras regiones durante los 1.400 años de historia del islam.

Los expertos predijeron que la declaración podría provocar luchas internas entre los milicianos suníes que han unido fuerzas con Estado Islámico en su lucha contra el gobierno iraquí de liderazgo chií.

"Ahora los insurgentes en Irak no tienen excusa para trabajar con el EIIL si esperaban compartir el poder con el EIIL", comentó Aymenn al-Tamini, analista especializado en milicianos islamistas en Irak y Siria. "La perspectiva de luchas internas en Irak ha aumentado sin duda".

Sin embargo, el mayor impacto podría darse en el más amplio movimiento yihadista internacional, y en particular en el futuro de al-Qaida.

Fundado por Osama bin Laden, el grupo que realizó los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos ha llevado durante años el liderado de la causa yihadista. Pero el EIIL ha logrado hacer en Siria e Irak lo que al-Qaida nunca ha conseguido, tomar un amplio territorio en el corazón del mundo árabe y controlarlo.

"Este anuncio plantea una enorme amenaza a al-Qaida y su antigua posición de liderazgo en la causa yihadista internacional", comentó Charles Lister, profesor visitante en el Centro Doha Brookings, en declaraciones enviadas por correo electrónico. "A nivel global, la generación más joven de la comunidad yihadista se está volviendo más y más partidaria de (Estado Islámico), en buena parte por lealtad a su hábil y demostrada capacidad de conseguir resultados rápidos por medio de la brutalidad".

Al-Baghdadi, un ambicioso miliciano iraquí por el que Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares, tomó los mandos de Estado Islámico en 2010 cuando aún era una filial de al-Qaida con sede en Irak.

Enfrentado con el líder de al-Qaida, Ayman al-Zawahri, y escindido oficialmente desde febrero, al-Baghdadi ha liderado a sus combatientes hasta controlar buena parte de Siria y amplias extensiones en Irak.

En Washington, la administración Obama pidió a la comunidad internacional que se una ante la amenaza de extremistas suníes.

La declaración de Estado Islámico se produce mientras el gobierno iraquí intenta recuperar parte del terreno perdido en las últimas semanas ante el grupo yihadista y sus aliados.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7