Militares retirados intentan tomar por asalto sede de gobierno en Líbano

Cientos de militares retirados manifestaron este lunes en el centro de Beirut e intentaron tomar por asalto la sede del gobierno para oponerse a una posible baja de sus jubilaciones, incluida en el presupuesto 2019 elaborado por el gobierno.

Como el nuevo gobierno se formó recién a fines de enero tras ocho meses de negociaciones, el presupuesto para el año en curso se discute con retraso desde fines de abril.

Será el "más austero" de la historia contemporánea del país, ya advirtió el primer ministro Saad Hariri.

Las reformas anunciadas o que trascendieron por la prensa en los medios locales provocaron la reacción enérgica de los empleados públicos, cuyos salarios y jubilaciones corren el riesgo de verse recortadas.

El proyecto prevé una disminución del 3% en las pensiones para las personas que hayan trabajado en las instituciones de seguridad y una revisión de las modalidades de cálculo de su jubilación.

El lunes, algunos manifestantes cruzaron por la fuerza el alambrado que los separaba del edificio donde se celebraba la reunión sobre el presupuesto del consejo de ministros.

Las fuerzas de seguridad recurrieron a cañones de agua para dispersarlos, dejando un herido, según la agencia de prensa nacional libanesa ANI.

Según la misma fuente, uno de los militares retirados intentó inmolarse con fuego, pero otros manifestantes se lo impidieron.

 


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes