Millones de filipinos acuden a procesión católica, pese amenazas

MANILA (AP). Millones de devotos católicos marcharon el lunes en una procesión con un Cristo de madera por la capital filipina, a pesar de que el presidente advirtió que los terroristas podrían atentar contra el tradicional acto anual.

El gobierno no difundió información específica sobre un complot terrorista, pero unos 15,000 policías, apoyados por cientos de soldados, montaron guardia en la ruta de la procesión de cinco kilómetros (tres millas) con la estatua de madera carbonizada del Nazareno Negro, desde el parque costero Rizal hasta una iglesia popular en el congestionado distrito Quiapo de Manila.

Helicópteros de la Fuerza Aérea volaron sobre la zona y el servicio de telefonía celular fue bloqueado en las zonas de la procesión para evitar su posible utilización para activar bombas. A pesar de la advertencia del presidente, grandes multitudes de devotos vestidos con camisas marrón se apresuraban a tocar la imagen, por la creencia de que tiene poderes curativos.

"Se trató de una elección entre la fe y el miedo", dijo Rodolfo Uy, de 45 años y víctima de la poliomielitis. Su hijo de 12 años de edad lo empujaba en su silla de ruedas para que pudiera ver el Nazareno Negro. "Me puse nervioso ayer (domingo) por la noche cuando me enteré de la noticia, pero mi devoción fue más fuerte", agregó.

Uy dijo que le rezó al Cristo Negro para que le dé aparatos metálicos que le permitan caminar y trabajar de nuevo para sus hijos.

El presidente Benigno Aquino III advirtió el domingo en una conferencia de prensa, junto con funcionarios militares y policiales, que varios terroristas planeaban interrumpir el acto y que habían sido vistos en la capital, pero que la amenaza no fue suficientemente grande como para cancelar la procesión, así que la Policía evitaría cualquier ataque.

El arzobispo de Manila, Luis Antonio Tagle, celebró una misa en Rizal, donde rezó por las víctimas de las tormentas tropicales y derrumbes que se produjeron el año pasado en el archipiélago.

La Policía calcula que unos tres millones de personas participaron en la misa, antes de la procesión. Se cree que unos nueve millones de devotos asistieron a la procesión posterior.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes