Ministro argentino deberá declarar por deuda de familia de Macri con Estado

Un juez citó hoy a declarar al ministro argentino de Defensa, Oscar Aguad, por presuntas irregularidades cometidas en la negociación, cuando era titular de Comunicaciones, del pago de una deuda que la familia del presidente Mauricio Macri contrajo hace dos décadas con el Estado.

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, el magistrado federal Ariel Lijo aceptó el dictamen realizado este jueves por el fiscal Gerardo Pollicita, en el que pedía llamar a declarar a Aguad y a otros tres imputados por supuestamente haber negociado condonar la deuda a una sociedad que tiene como accionistas a allegados directos del mandatario, cuya familia tiene un gran historial empresarial.

La investigación busca determinar si el ministro de Comunicaciones entre diciembre de 2015 -cuando Macri llegó a la Presidencia- y julio de 2017 -cuando pasó a encabezar la cartera de Defensa-, cometió delitos de administración fraudulenta y negociaciones incompatibles con la función pública.

En definitiva, saber si se buscó beneficiar a una empresa de la familia del presidente, lo que habría perjudicado a las arcas públicas.

En 1997, durante el mandato de Carlos Menem (1989-1999) y mediante un proceso de concesión de servicios por un período inicial de 30 años, se realizó la privatización de la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos, conocida como Correo Argentino, y recayó en una de las empresas de Franco Macri, padre del ahora jefe de Estado.

Ya en 2001, en medio de la peor crisis económica, social y política que ha vivido el país, el Correo entró en concurso de acreedores y la empresa contrajo una deuda con el Estado que ascendía a 292 millones de pesos, que en aquel momento equivalía a igual cantidad de dólares.

Con la llegada de Néstor Kirchner a la Presidencia (2003-2007), y ante la millonaria deuda, se firmó un decreto que rescindía el contrato de concesión de servicios postales.

En todo este tiempo, en el que también pasó la Presidencia de la viuda de Kirchner, Cristina Fernández (2007-2015), no hubo acuerdo entre las partes para cobrar esa deuda, por las divergencias entre el kirchnerismo y la empresa cuyos principales accionistas son los hermanos, sobrinos e hijos de Macri, luego de que Franco, su padre, se desligara hace años de la misma.

La actual polémica se originó en 2016, cuando la empresa y el actual Gobierno llegaron a un acuerdo de pago, con Aguad como ministro de Comunicaciones, que en 2017 la fiscal Gabriela Boquín indicó que equivalía a una "condonación" de la deuda y debía considerarse "abusiva", por lo que hasta el momento la deuda no fue pagada.

Esta situación se dio en medio de una gran polémica por el presunto conflicto de intereses en que podía incurrir Macri al tratarse de un asunto entre el Estado y la empresa familiar, algo que comenzó a ser investigado en la Justicia.

En ese momento, el presidente aseguró que su Gobierno actuó conforme a la ley y defendió la actuación de Aguad y la cartera que dirige, pero resolvió recular en el acuerdo alcanzado para que la Justicia propusiera otro, sin dudas sobre su transparencia. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes