Ministro francés encara creciente escándalo sexual

PARIS (AP). Un destacado legislador socialista pidió al presidente francés que despida al ministro de Cultura Frederic Mitterrand, a medida que crece un escándalo sobre su admisión de que pagó dinero para mantener relaciones sexuales con muchachitos tailandeses.

El ministro hizo su admisión en un libro autobiográfico aparecido en 2005, pero tanto los políticos de derecha como los de izquierda se aunaron en una campaña de críticas contra Mitterrand que comenzó a principios de semana y que podría causar una crisis en el gabinete.

El escándalo salió a conocimiento público cuando la líder del Frente Nacional Marine Le Pen leyó pasajes del libro de Mitterrand en la televisión francesa y exigió su dimisión. Los socialistas se sumaron de inmediato al pedido.

El partido derechista Frente Nacional admitió que buscó posibles conductas inapropiadas en la vida de Mitterrand tras su encendida defensa la semana pasada del director de cine Roman Polanski, detenido en Suiza debido a las acusaciones que penden en su contra en Estados Unidos de haber cometido estupro con una adolescente de 13 años en 1977 en Los Angeles.

Polanski está prófugo desde hace más de 30 años de la justicia estadounidense, que ha reclamado su extradición a las autoridades helvéticas.

El libro de Mitterrand de 2005, "La mauvaise vie" (La mala vida) describe penosos periodos en su niñez y su homosexualidad. En uno de los capítulos habla de su "mal hábito de pagar por muchachitos" en Tailandia.

El ministro dijo ayer miércoles en la cadena de televisión France-3 que no es un pederasta y que utiliza la palabra "muchachitos" en un sentido muy general.

Mitterrand, sobrino del fallecido presidente socialista Francois Miterrand, tenía previsto acudir el jueves por la noche a la televisión nacional para defender su conducta.

El partido conservador UMP del presidente Nicolas Sarkozy ha defendido hasta ahora a Mitterrand, que se sumó en junio al gabinete dentro de la política del mandatario de tender una mano a la izquierda francesa.

El socialista Arnaud Montebourg sostuvo hoy jueves que Mitterrand "actuó de forma deliberada en violación de las leyes nacionales e internacionales" y pidió a Sarkozy y al primer ministro Francois Fillon que lo despidan en el acto.

"Es imposible que un ministro que representa a Francia pueda fomentar la violación de sus propios compromisos internos de luchar contra el turismo sexual", sostuvo la declaración emitida por Montebourg.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes