Ministro: Casi 7 millones de hectáreas robadas en Colombia

BOGOTA (AP). En los últimos 25 años hubo una operación delictiva para apoderarse de casi siete millones de hectáreas, incluyendo de propiedad del Estado, que generó un inmenso problema y cuya solución administrativa y jurídica es igualmente gigantesca, afirmó el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo.

"Se quiere es enmendar semejante injusticia, afrontaremos las inmensas dificultades administrativas y jurídicas", afirmó el ministro en una entrevista publicada el domingo por el diario El Tiempo.

Recuperar esas tierras "es una tarea administrativa y jurídica gigantesca, como gigantesco es el problema que se gestó. ¿Pero cuál sería la alternativa?. ¿Dejar las cosas como están y no hacer nada?", preguntó.

Colombia es un país con 114 millones de hectáreas disponibles y, según los cálculos del gobierno, en los últimos 25 años al menos dos millones le fueron robadas a campesinos por grupos armados ilegales, otras cuatro millones de hectáreas fueron abandonadas por sus propietarios por temor al accionar de eso ilegales e incluso el Estado perdió entre 400.000 a 500.000 hectáreas en procesos fraudulentos en notarias y registros.

"Siete millones de hectáreas de buenas tierras han sido objeto de diversas modalidades delictivas. Esto debe sobrecoger a la sociedad colombiana", indicó el ministro.

"Con todo este panorama de las tierras despojadas, de las abandonadas forzosamente, de las mal administradas...y de las tierras robadas al Estado, hay que llegar a la conclusión de que durante los últimos 25 años se montó una operación delictiva que mezcla la violencia, el fraude y el dolo para hacerse, a través de la tierra, a unos capitales enormes, a una riqueza infinita, que quedó en manos de delincuentes o de gentes que utilizaron a delincuentes", aseguró.

Restrepo, un dirigente de larga carrera política y que ya fue ministro de Hacienda a fines de los años 90, dijo que el gobierno tiene tres hipótesis sobre quiénes ocupan actualmente esas tierras despojadas.

Las tierras "o están en manos de los despojadores originales, que no son la mayoría porque el gran capo paramilitar o guerrillero no colocaba esa tierra a nombre de él, sino que la hacía apuntar a sus amigos, compinches o familiares. O están en manos de testaferros de quienes ordenaron el desalojo a sangre y fuego. O esas tierras despojadas a la fuerza han pasado, con el correr de los años, a manos de poseedores de buena fe exentos de culpa", explicó.

Y a esos tenedores de buena fe, dijo Restrepo, el Estado le indemnizará el valor comercial de la tierra una vez que jueces agrarios fallen la restitución del lote al campesino.

Oficinas estatales de registro y notarías comenzaron en 2010 a examinar título por título agrario para determinar su legitimidad, pero el otro problema es que, según Restrepo, al menos 40% de los lotes o predios rurales del país carecen de títulos de propiedad oficiales porque por décadas sus ocupantes no supieron o no pudieron formalizar esa propiedad.

El presidente Juan Manuel Santos ha dicho que la meta del gobierno es devolver y titular al menos dos millones de hectáreas durante su cuatrienio de gobierno (2010-2014). El gobierno ha titulado desde agosto del 2010 y el primer trimestre del 2011 unas 142.000 hectáreas a unas 39.500 familias, según el oficial Instituto Colombiano de Desarrollo Rural.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes