Ministro de seguridad de Somalia muere en explosión

MOGADISCIO ( AP). Un ataque suicida cerca de un hotel en el occidente de Somalia mató hoy jueves al menos a 20 personas, entre ellas el ministro de Seguridad Nacional, y el presidente del inestable país africano aseguró que al-Qaida es responsable del atentado.

Mohamed Nur, un testigo del ataque, dijo que un automóvil pequeño llegó hasta el portón del hotel Medina en Belet Weyne para luego chocar con vehículos que estaban saliendo del lugar y explotar.

El ministro de Información Farhan Alí Mohamud anunció la muerte del ministro de Seguridad Omar Hashi Aden, pero no dio otros detalles.

El presidente, jeque Sharif Sheik Ahmed, dijo que un importante diplomático somalí también murió en el ataque, que atribuyó a al-Qaida.

"Fue un acto de terrorismo y es parte del ataque terrorista contra nuestro pueblo", dijo Ahmed. "Al-Qaida nos está atacando".

Funcionarios médicos dijeron que al menos 20 personas murieron en el ataque. El doctor Abdirahin Omar Amin del hospital de Belet Weyne dijo que la mayoría de los muertos estaban tan severamente quemados que eran irreconocibles.

Belet Weyne es la capital de la región central de Hiran, cercana a Etiopía.

Los expertos han expresado temor de que combatientes islámicos extranjeros podrían usar a Somalia como una base para imponer el terror en la región.

El Departamento de Estado de Estados Unidos considera a Al-Shabab, un grupo extremista islámico en Somalia, una organización terrorista vinculada con al-Qaida, aunque el grupo ha negado esa relación.

Estados Unidos acusa a al-Shabab de albergar a terroristas relacionados con al-Qaida que presuntamente atacaron las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998 y ha intentado matar a supuestos líderes de al-Qaida con ataques aéreos en Somalia.

Somalia no tiene un gobierno efectivo desde hace 18 años, luego de que milicias armadas derrocasen al dictador Mohamed Siad Barre y hundiesen al país en el caos y la anarquía.

Los insurgentes llevan más de dos años luchando para acabar con el frágil gobierno del país, que cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas. Hubo un incremento de la violencia en mayo, cuando murieron casi 200 personas. La ONU dice que el conflicto ha desplazado a más de 122.000 personas.

En tanto, al menos 17 personas murieron en combates nocturnos entre el gobierno y los insurgentes en Mogadiscio, la capital, dijeron el jueves algunos testigos.

Ambos bandos dijeron que sólo se estaban defendiendo pero un vocero insurgente, Hassan Mahdi, dijo que el gobierno bombardeó zonas residenciales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes