Ministros de Ecuador y Colombia en cita por secuestrados

Los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa e Interior de Ecuador y Colombia se encontraban reunidos el lunes para analizar acciones contra la violencia en la frontera común, donde tres periodistas ecuatorianos fueron asesinados.

El encuentro se mantiene en reserva en el palacio de gobierno en Quito. Sin embargo, la cancillería explicó en un comunicado que en la reunión se intercambiará información “para garantizar que reciban su merecido los responsables” de los homicidios.

El 26 de marzo dos periodistas y un conductor del diario El Comercio fueron secuestrados por el grupo Oliver Sinisterra, formado por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los tres fueron asesinados la semana pasada y sus cuerpos aún no han sido localizados y rescatados.

En un comunicado enviado a The Associated Press por Fundamedios, organización que ha servido de canal en este caso, el grupo de disidentes dijo que “hemos tomado la unánime decisión de suspender cualquier tipo de actividad humanitaria con relación a la entrega de los periodistas”.

Argumentó que la situación se debe a que no hay garantías para el desplazamiento de sus unidades “tampoco seguridad para los miembros de la misión humanitaria”.

Poco después el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reiteró su disponibilidad para facilitar una operación humanitaria de recuperación de los restos mortales de los miembros del diario El Comercio.

“En nuestro rol de intermediario neutral, y siempre y cuando haya un acuerdo entre las partes y se den las condiciones de seguridad necesarias en terreno, el CICR permanecerá dispuesto a facilitar esta y otras operaciones de carácter humanitario”, indicó Christoph Harnisch, jefe de la delegación del CICR en Colombia.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos admitió la noche del domingo que “por fuentes de inteligencia se confirmaba que los cuerpos estaban del lado colombiano. En ese sentido, tiene uno que suponer que fueron asesinados en Colombia”, contradiciendo su posición previa de que los hechos fueron cometidos en suelo ecuatoriano.

Ambos países comparten alrededor de 640 kilómetros de frontera común que se extienden desde el océano Pacífico pasando por los Andes hasta llegar a la Amazonia, donde por la mayor parte del lado colombiano operan con relativa libertad grupos armados de delincuentes, narcotraficantes y ex integrantes de las FARC.

Ecuador ha pedido con insistencia a Colombia mayor control de su frontera.

En Bogotá, un pequeño grupo de reporteros se plantaron en silencio a un costado de la embajada de Ecuador, al norte de la ciudad, en solidaridad por el asesinato de los tres miembros de El Comercio.

“Nos faltan 3”, se leía en las pancartas que sostenían los reporteros gráficos junto a fotografías de las víctimas.

“Estamos aquí expresando nuestra solidaridad a nuestros colegas asesinados, a sus familiares y miembros del diario El Comercio”, dijo a The Associated Press la reportera Liliana Toro.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7