Misión del papa cierra visita a Chile presentando oficina de denuncias de abuso

Los enviados del papa Francisco a Chile, Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, explicarán el martes el funcionamiento de la nueva oficina que recibirá denuncias sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes al cierre de una nueva misión al país.

Scicluna y Bertomeu darán a conocer los nombres de quienes dirigirán esta nueva instancia que recibirá los testimonios sobre abusos sexuales y otorgará orientación a los denunciantes de los casos, en una medida más que busca acabar con la profunda crisis que afronta la iglesia chilena por los abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes y religiosos.

"Este será un trabajo interdisciplinario, de escucha de estas denuncias, pero también de cómo proceder" ante las víctimas, manifestó Bertomeu a medios locales, este lunes.

La oficina se abrirá en instalaciones de la Nunciatura en Santiago y estará a cargo de laicos. Los casos denunciados serán investigados para determinar su veracidad, y Bertomeu no descartó "reparaciones económicas" para las víctimas.

La visita de los enviados del papa, la segunda en cuatro meses, comenzó el martes pasado en la cual recibieron decenas de denuncias sobre abusos, al igual que en su primera estancia en Chile en febrero pasado.

Estas denuncias recibidas "serán remitidas directamente al Vaticano", aseveró Bertomeu.

Scicluna y Bertomeu también visitaron la ciudad de Osorno (sur), donde oficiaron una misa en la que pidieron perdón de rodillas a la comunidad católica profundamente dividida luego que en el 2015 Juan Barros fue nombrado obispo de esta localidad, pese a las acusaciones en su contra de encubrir las atrocidades cometidas por el sacerdote pederasta Fernando Karadima.

Igualmente brindaron capacitación técnica y jurídica a expertos en derecho canónico de las diócesis chilenas para enfrentar nuevos casos de pederastia.

Tras su primera visita, Scicluna entregó un extenso informe al papa Francisco sobre las denuncias de abusos sexuales cometidos por curas en Chile. Tras escuchar a las víctimas, el pontífice convocó a todos los obispos chilenos quienes le presentaron su renuncia tras ser duramente criticados por el trato que dieron a los casos de pederastia.

Francisco aceptó la semana pasada la renuncia de tres obispos chilenos, entre ellos Juan Barros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7