Misurí sufre primavera desastrosa, de tornados e inundaciones

JEFFERSON CITY, Misurí, EE.UU. (AP). Primero fue un tornado que azotó el aeropuerto de San Luis. Luego vinieron crecidas que inundaron ciudades pequeñas y kilómetros de tierras fértiles a lo largo del río Misisipí y después un tornado que destrozó la ciudad de Joplin, el más mortífero que haya azotado Estados Unidos en seis décadas.

Han sido 30 días de destrucción en Misurí, que han dejado miles de millones de dólares en daños. Lo peor es que parece que el mal tiempo seguirá y las comunidades a lo largo del río Misurí, desde St. Joseph hasta San Luis, ya se preparan para una nueva ronda de inundaciones.

Las consecuencias económicas de esta primavera de desastres en Misurí también se sentirán durante años. Las primas de seguros probablemente aumenten, los restaurantes y tiendas seguramente tendrán menos ventas, las tarifas de servicios públicos posiblemente aumentarán y el presupuesto de Misurí verá más recortes a las escuelas y otros servicios públicos.

Misurí puede ser un ejemplo extremo, pero está lejos de ser la única víctima del tiempo brutal.

Los tornados han causado estragos desde Alabama hasta Massachusetts, mientras que las inundaciones han anegado varios estados, de Montana a Luisiana.

El tornado reciente en Joplin y una serie de meteoros similares que asolaron el sur estadounidense a finales de abril causaron una pérdida conjunta en seguros de hasta 8.000 millones de dólares, según estimaciones preliminares de Eqecat, una firma que analiza el efecto de las catástrofes para las aseguradoras y las agencias gubernamentales.

El tornado que azotó a Joplin mató a por lo menos 138 personas y dañó más de 8.000 viviendas, 500 propiedades comerciales y unos 18.000 vehículos. Entre los edificios dañados estaba un hospital donde trabajaban 1.700 personas. Eqecat estima que hay hasta 3.000 millones de dólares en pérdidas bajo seguro en Joplin.

En el condado de Misisipí, donde ingenieros destruyeron un dique para aliviar la presión de las inundaciones en las inmediaciones de El Cairo, en Illinois, las autoridades locales estimaron que el agua pudo haber causado daños a carreteras, puentes e infraestructura pública por unos 75 millones de dólares.

Las inundaciones también acabaron con casi la mitad de la superficie agrícola de la comarca, un golpe particularmente grave para una zona que tiene los productores de trigo y soya más importantes de Misurí y cuya economía depende de los cultivos.

Menos dinero para los agricultores también significará menos dinero para los minoristas, los propietarios de restaurantes y casi todos los demás en la región.

"Usted lo pensará dos veces antes de comprar algo para sí mismo, lo pensará dos veces antes de comprar un regalo de bodas, lo pensará dos veces antes de comprar un bistec", dijo Claudia Arington, directora de la Cámara de Comercio de Charleston.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes