Moldavia detiene a dos sospechosos islámicos


La policía fronteriza de Moldavia detuvo a dos ciudadanos que trataban de pasar ilegalmente a Rumania para seguir viaje hasta Francia. La policía dijo que llevaban un libro con "propaganda de la ideología islámica".

Los policías efectuaron tres disparos de advertencia cerca de la ciudad de Cahul cuando los dos, de 26 y 18 años, intentaron huir.

La policía no los identificó pero dijo que uno había sido condenado por asesinato y que se había convertido al islam en la prisión.

La ministra de salud de Francia dijo que 195 personas seguían hospitalizadas tras los ataques terroristas del viernes en París.

Marisol Touraine informó al Parlamento que tres están en condición crítica y 41 en terapia intensiva.

El ministro de Justicia reportó que los heridos ascendieron a 368.

La ciudad de Szamocin, en Polonia, que había dado la bienvenida a refugiados sirios, ahora se retractó de la invitación.

El alcalde Eugeniusz Kucner explicó en el cibersitio de la municipalidad que "pese a nuestra solidaridad con los refugiados sirios, no podemos excluir que entre ellos haya terroristas".

El primer ministro Matteo Renzi considera que la propuesta de Rusia de "una gran coalición" para derrotar el grupo extremista Estado Islámico es "una propuesta muy correcta".

En una entrevista el miércoles con TG24 TV, Renzi dijo que incorporar a Rusia a una coalición internacional con ese fin "sería muy positivo".

La UEFA dijo que todos los 40 partidos de la Liga de Campeones y la Liga Europa de la semana próxima se llevarán a cabo.

La organización confirmó sus planes después de los ataques terroristas en París y de la suspensión de partidos internacionales amistosos en Bélgica y Alemania.

El presidente italiano afirmó que el terrorismo está atacando "nuestra Europa" y calificó los ataques recientes como "un intento de guerra global por métodos sin precedente".

El presidente Sergio Mattarella instó el miércoles a los europeos a mantenerse "unidos, decididos y juntos para afirmar los principios de nuestro humanismo".

El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó nuevamente los ataques de París y amenazó en su revista en línea en inglés continuar su ofensiva.

La revista dijo el miércoles que "el Estado Islámico se vengará con fuego y sangre por el honor del profeta y las multitudes muertas y heridas por los ataques aéreos de los cruzados".

La revista dijo que el grupo mató a un rehén chino y otro noruego y publicó fotografías de la bomba que, según dijo, derribó un avión de una aerolínea rusa en Egipto el 31 de octubre.

El servicio de seguridad sueco elevó la alerta de terrorismo al segundo mayor nivel.

La agencia informó el miércoles haber recibido "información concreta" y decidió actuar "dentro del marco de nuestra tarea antiterrorista".

Gran Bretaña anunció que uno de sus buques de guerra más avanzados apoyará un portaviones francés para combatir al grupo extremista Estado Islámico.

El secretario de defensa Michael Fallon dijo que el HMS Defender suministrará cobertura aérea defensiva al portaviones Charles de Gaulle, que zarpó de Toulon para contribuir a la ofensiva francesa en Siria.

Se han reforzado las medidas de seguridad en el Vaticano después de los ataques de París y en anticipo al Año de Jubileo del papa Francisco, que comenzará el 8 de diciembre.

La escolta personal del pontífice prácticamente se duplicó para la audiencia general de los miércoles.

Se anticipa la llegada de millones de peregrinos para las celebraciones de un año.

El gobierno de Eslovaquia planea reforzar las leyes antiterroristas en vista de los ataques en París.

El primer ministro Robert Fico dijo el miércoles que el gobierno debatirá dichas leyes la semana próxima y dijo que los servicios de inteligencia y la policía deberían tener mayores poderes.

Las operaciones nocturnas de la policía francesa han producido 25 arrestos y la requisa de 34 armas, anunció el ministerio del interior el miércoles.

En total, la policía francesa efectuó 414 allanamientos, arrestó a 60 personas y se incautó de 75 armas desde el viernes. Además, 118 personas han sido colocadas bajo arresto domiciliario.

Un funcionario de seguridad español dijo que las autoridades francesas emitieron un boletín a las policías de toda Europa pidiéndoles localizar un Citroen Xsara en que podría viajar Salah Abdeslam, el fugitivo buscado en los ataques de París.

El presidente francés Francois Hollande informó que se cerrará todo lugar donde haya gente que "glorifique el terrorismo".

Un proyecto para prolongar durante tres meses el estado de emergencia incluye una medida que autoriza a cerrar "toda asociación o reunión" —inclusive mezquitas y grupos comunitarios— que estimule llevar a cabo actos terroristas. Sería votado a fines de semana.

El primer ministro británico David Cameron confirmó que tres británicos heridos en los ataques de París han sido dado de alta y han regresado al Reino Unido.

Cameron dijo a los legisladores el miércoles que otros 15 son tratados por la cancillería y la Cruz Roja.

Un británico, Nick Alexander, de 36 años, murió en el ataque al Bataclan en París.

Los militares turcos dijeron que un supuesto miliciano de Estado Islámico murió cuando trataba de entrar ilegalmente en Turquía desde Siria.

Una declaración de los militares dijo el miércoles que el incidente ocurrió el día anterior en la provincia de Kilis, fronteriza con siria. Agregó que otras 21 personas fueron detenidas durante el incidente, nueve de ellas niños.

El presidente François Hollande dijo que Francia no "cederá al miedo" y exhortó a sus compatriotas a salir a cafés y museos, y vivir la vida en pleno.

"¿Qué sería nuestro país sin sus cafés, conciertos, eventos deportivos, museos?", dijo. Hollande habló el miércoles ante alcaldes del país, después de los ataques más violentos en décadas contra Francia.

El líder francés señaló que "la vida debe retomarse por completo" y promete mayor seguridad para asegurar que los museos puedan reabrirse y "nuestros turistas sean bienvenidos".

El rey de Jordania se siente optimista de que el mundo se una para luchar contra el terrorismo tras los ataques a París, al señalar que sólo fueron los más recientes en una serie de ataques que representan una amenaza mundial.

El rey Abdulá II también dijo que las matanzas en París son otro ejemplo de la necesidad de luchar "una guerra mundial contra el terrorismo". Agregó que 100.000 musulmanes han muerto a manos del grupo Estado Islámico en el último año, y dijo que el mundo necesita un "acercamiento holístico" al lidiar con el azote terrorista.

El rey habló el miércoles ante la prensa durante una visita a Austria.

Autoridades informaron que la terminal principal del aeropuerto internacional de Copenhague, el más importante de la región nórdica, fue evacuada por "una bolsa sospechosa".

La policía no tenía más detalles en relación a la evacuación del miércoles de la Terminal 3. Imágenes de televisión mostraban a expertos en bombas, camiones de bomberos y policías afuera del edificio.

El tren y líneas de metros que van hacia el aeropuerto también fueron detenidos.

El presidente francés François Hollande dijo que Francia está "en guerra" contra el terrorismo del grupo Estado Islámico.

Hollande dijo que quiere que una "gran coalición" trabaje en conjunto contra los milicianos del Estado Islámico para destruir un grupo que amenaza al mundo entero y "comete masacres" en el Medio Oriente.

Señaló que "estamos en guerra". Habló durante una trasmisión televisiva el miércoles luego de un asedio policial de siete horas en un departamento al norte de París, en donde la policía sospechaba que se ocultaba el autor intelectual de los ataques.

Agregó que el portaaviones Charles de Gaulle va camino a apoyar los operativos militares franceses en Siria contra el Estado Islámico.

La canciller alemana Angela Merkel dijo que las agencias de seguridad tomaron la decisión correcta al cancelar el partido de fútbol amistoso entre Alemania y Holanda por temor a ataques.

Merkel y varios miembros de su gabinete asistirían al partido para demostrar que Alemania no se someterá al terrorismo tras los ataques letales a París.

Merkel dijo el miércoles que, "Estaba igual de triste ante la cancelación de este partido como millones de partidarios, pero las agencias de seguridad tomaron una decisión responsable".

La emotiva explicación de un padre a su hijo en relación a los ataques a París emociona a las redes sociales, con más de 27 millones de vistas sólo en Facebook.

El video muestra una entrevista conducida por un reportero de Le Petit Journal de Francia en una plaza parisina en donde la gente deja flores y encienden velas para recordar a las 129 víctimas que murieron en los ataques.

El niño le cuenta al reportero que los ataques los perpetraron "los malos" quienes "no eran muy buenos". Luego expresa el temor de que su familia sea forzada a mudarse, aunque su padre le asegura que no lo harán porque "hay malos en todos lados".

Con su brazo alrededor de su hijo, el padre hace referencia a la gente en la plaza y dice, "Está bien. Ellos tendrán armas de fuego, pero nosotros tenemos flores".

Las 129 víctimas mortales de los atentados del viernes en París contra un estadio, una sala de conciertos y varias cafeterías han sido identificadas, indicó el miércoles el gobierno francés.

Unas 100 familias han acudido a ver los cuerpos, señaló un comunicado publicado después de la reunión del gabinete.

Al menos 350 personas resultaron heridas en los ataques, y decenas de personas están en estado crítico. La cifra de muertos podría aumentar si algunos de los heridos no se recuperan.

Las autoridades francesas trabajaban el miércoles para determinar qué había sido del supuesto ideólogo de los atentados de París, tras siete horas de redada policial en un departamento donde se creía se ocultaba el sospechoso, indicó el fiscal de París François Molins.

La policía comenzó la operación el miércoles tras reunir información sobre que el sospechoso, Abdelhamid Abaaoud, podría estar en un piso franco en el suburbio parisino de Saint-Denis, dijo Molins.

La información se obtuvo a través de escuchas telefónicas, espionaje y declaraciones de testigos.

Las autoridades trabajaban para determinar quién se encontraba dentro de la vivienda, dijo el fiscal a los periodistas congregados en Saint-Denis. Siete personas fueron detenidas y dos sospechosos murieron durante la operación.

Autoridades turcas detuvieron a ocho personas en el principal aeropuerto de Estambul que se sospecha que podrían ser insurgentes del grupo radical Estado Islámico que pretendían viajar a Alemania haciéndose pasar por refugiados, dijo la agencia de noticias estatal.

La agencia Anadolu dijo el miércoles que llegaron a Estambul procedentes de Casablanca, en Marruecos, y fueron entrevistados por equipos de identificación en el aeropuerto Ataturk. Citando fuentes policiales, la agencia dijo que uno de los sospechosos tenía un dibujo de la ruta a seguir para ir de Turquía a Alemania, a través de Grecia, Serbia y Hungría.

Anadolu dijo que los ocho dijeron ser turistas de visita en Estambul, pero un hotel en el que decían tener habitaciones reservadas negó su afirmación.

El portavoz del gobierno francés, Stephane Le Foll, anunció el final de una operación policial que se prolongó durante siete horas en un suburbio del norte de París, que tenía como objetivo dar con el supuesto ideólogo de los ataques de la semana pasada en París y con sus cómplices.

"La operación terminó", dijo Le Foll en una comparecencia ante periodistas en el palacio presidencial, tras una reunión del gobierno.

La policía dijo que dos personas fallecieron en la operación del miércoles, incluyendo una mujer suicida. Varios policías resultaron heridos y siete personas fueron detenidas.

El destino del presunto ideólogo de los ataques, Abdelhamid Abaaoud, no estuvo claro de inmediato.

Un perro policía murió en el asedio de un apartamento donde se creía que se habían atrincherado varios de los autores de los atentados en París, según la policía.

Un pastor belga de 7 años llamado Diesel, del equipo de asalto de la policía, fue "asesinado por terroristas" en el asalto en Saint-Denis, al norte de París, indicó la Policía Nacional en un tuit.

Dos sospechosos murieron en la asalto, uno de ellos una atacante suicida, dijo la policía. Siete personas fueron detenidas en el edificio de apartamentos, y varios agentes sufrieron lesiones leves.

La redada iba dirigida contra los autores de los mortales atentados del viernes en París en los que murieron 129 personas.

La policía escoltó a niños y otros residentes lejos del lugar donde tuvo lugar una gran y largo enfrentamiento policial con sospechosos de los ataques de la semana pasada en París.

Una mujer con la cabeza cubierta por un pañuelo morado sollozaba mientras caminaba con un menor en brazos. Junto a ella, un hombre cargaba con otro pequeño vestido de rosa y a su lado iba un niño más mayor.

No estuvo claro si estaban en el edificio donde murieron dos personas, varios policías resultaron heridos leves y siete personas más fueron detenidas desde el inicio del asedio hace siete horas.

Siete personas fueron detenidas en una redada sobre un edificio de apartamentos donde se atrincheraron varios sospechosos de los atentados de la semana pasada en París, según las autoridades.

Los siete fueron detenidos el miércoles en ese edificio de Saint-Denis, un suburbio de París, indicó un alto cargo de la policía y la oficina de la fiscalía de París.

Las autoridades no identificaron a los detenidos.

Todavía podría quedar una persona escondida en el apartamento en Saint-Denis, señalaron.

En las calles cercanas al edificio se oyó una fuerte detonación en torno al momento de las últimas detenciones.

El ministerio del Interior de Austria dijo que un sospechoso belga buscado por su presunta relación con los atentados de París estaba en una lista de la policía europea cuando se le dio el alto en el país en septiembre, y agregó que su presencia en territorio austriaco fue reportada a las autoridades de Bélgica.

El funcionario ministerial Karl-Heinz Gruendboeck dijo que Bélgica incluyó a Salah Abdeslam en el Sistema de Información Schengen bajo la sospecha de actividad delictiva no identificada.

La policía austríaca reportó su presencia en el país a las autoridades belgas, explicó el miércoles.

Funcionarios habían dicho con anterioridad que Abdeslam entró en Austria procedente de Alemania el 9 de septiembre con dos acompañantes no identificados. Los tres fueron parados en un control de tráfico rutinario. En ese momento dijeron que tenían previsto pasar unas vacaciones en Viena.

Abdeslam, de 26 años, es la persona que supuestamente habría trasladado a un grupo de pistoleros que participaron en los ataques de París. Su hermano Brahim estaba entre los terroristas suicidas y habría matado a un civil al inmolarse en el exterior de un restaurante.

El presidente francés, François Hollande, preside una reunión de emergencia en el Palacio del Elíseo para seguir el asedio a un departamento en el suburbio parisino de Saint-Denis.

El primer ministro francés, Manuel Valls; el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve; el titular de Defensa, Jean-Yves Le Drian; el Canciller, Laurent Fabius y el ministro de Justicia Christiane Taubira participan en la reunión.

El gobierno se reunirá el miércoles por la mañana tal y como estaba previsto, según dijo la oficina de la presidencia.

Una persona sigue atrincherada en un departamento en un suburbio al norte de París tras un asedio policial de horas de duración en el que fallecieron dos personas y otras cinco fueron detenidas, dijo un funcionario policial.

El responsable, que no estaba autorizado a ser identificado en público en cumplimiento con las normas del departamento, dijo que el sitio sigue en marcha tras unas cinco horas.

La identidad de la persona no ha sido desvelada. Las autoridades dicen que la operación tiene como objetivo al presunto ideólogo de los ataques de la semana pasada, que se cobraron al menos 129 personas.

Equipos de operaciones especiales arrestaron a tres sospechosos en un departamento de Saint-Denis donde la policía se enfrenta a sospechosos de los atentados de la semana pasada en París, dijo la oficina de la fiscalía de la capital francesa.

En un comunicado, la fiscalía dijo que por el momento no se ha identificado a los detenidos.

Otro hombre y una mujer fueron arrestados cerca de la vivienda, agregó la nota, que explicó que el asedio sigue en marcha.

Dos personas murieron en la operación, incluyendo una mujer armada con un chaleco bomba que se inmoló, dijo la fiscalía.

Una mujer armada con un chaleco bomba se inmoló durante un enfrentamiento entre la policía y sospechosos de los ataques de la semana pasada en París, dijo un funcionario de la policía francesa.

Según el responsable, la mujer estaba entre los dos fallecidos en el asedio en marcha en el suburbio parisino de Saint-Denis. El funcionario, que no estaba autorizado a ser identificado en público de acuerdo con las normas del departamento, dijo que cuatro policías resultaron heridos. Es una situación sin rehenes.

La policía dijo que la operación del miércoles tiene como objetivo al presunto ideólogo de los ataques de la semana pasada, que se cree estaría atrincherado en un departamento de la zona con otros sospechosos fuertemente armados.

Dos personas presuntamente ligadas a los atentados de la semana pasada en París — un hombre y una mujer — murieron en la operación policial en marcha en un suburbio al norte de la capital francesa.

Un funcionario del departamento de policía de París, que no estaba autorizado a ser identificado en público, dijo que dos personas fueron detenidas y que dos agentes resultaron heridos durante el asedio del miércoles en Saint-Denis.

La policía dijo que la operación tiene como objetivo al presunto ideólogo de los ataques de la semana pasada, que se cree estaría atrincherado en un departamento de la zona con otros sospechosos fuertemente armados.

Un alto cargo policial francés dijo que la gran operación en marcha en un suburbio al norte de París tiene como objetivo al presunto ideólogo de los ataques de la semana pasada en la capital francesa, Abdelhamid Abaaoud.

Las autoridades creen que Abaaoud está atrincherado en un apartamento del suburbio de Saint-Denis, junto con otras cinco personas fuertemente armadas, agregó.

El funcionario, que no estaba autorizado a ser identificado en público de acuerdo con las normas del departamento pero con información actualizada sobre la operación, dice que las decenas de policías que irrumpieron en el edificio a primera hora del miércoles se encontraron con una resistencia inesperadamente violenta. Se pidieron refuerzos y varias personas resultaron heridas.

Autoridades del suburbio parisino de Saint-Denis han evacuado a unos 20 residentes del edificio donde sospechosos vinculados a los atentados de la semana pasada en la capital francesa se atrincheraron en un enfrentamiento con la policía.

Un funcionario municipal, que no estaba autorizado a ser identificado en público, dijo a The Associated Press que los residentes fueron trasladados a la municipalía por su seguridad. El edificio consistorial está a unos 200 metros (yardas) del edificio de apartamentos donde se estaba produciendo un asedio en la calle du Cornillon, en el corazón de la histórica y multicultural ciudad ubicada justo al norte de París.

La zona está a menos de 2 kilómetros (alrededor de una milla) del estadio nacional Stade de France. Tres suicidas se inmolaron el viernes en las inmediaciones del recinto durante un partido amistoso al que asistía el presidente del país, François Hollande.

Saint-Denis es uno de los lugares con más historia de Francia. Durante siglos, reyes franceses fueron coronados y enterrados en su conocida basílica. Hoy acoge a una población con gran diversidad étnica y registra tensiones esporádicas entre jóvenes violentos y la policía.

Al menos siete explosiones sacudieron el lugar de un asedio policial a sospechosos de los atentados de la semana pasada en París.

Reporteros de The Associated Press en el lugar de los hechos pudieron escuchar lo que sonaban como explosiones de granadas procedentes del lugar donde se desarrollaba la operación, en el corazón del suburbio parisino de Saint-Denis.

El origen de las explosiones no estuvo claro de inmediato. La policía dijo que había varias personas atrincheradas en un departamento y que varios agentes habían resultado heridos en la operación del miércoles, que duró al menos tres horas.

Un residente en el suburbio parisino de Saint-Denis describe intensos tiroteos y explosiones durante una operación policial cerca de uno de los escenarios de los ataques de la semana pasada.

Baptiste Marie, un periodista independiente de 26 años que vive cerca del lugar de la operación, dijo a The Associated Press: "Empezó con una operación. Entonces hubo una segunda gran explosión. Después dos explosiones más. Hubo una hora de disparos".

Otro residente, Amine Guizani, de 21 años, dijo: "Había granadas. Arrancaba y paraba. Kalashnikovs. Volvía a empezar".

Policías antimotines despejaban las calles a primera hora del miércoles, apuntando con armas a residentes curiosos para obligarles a salir de la calle.

Marie dijo que los policías parecían nerviosos.

"Podía verse en su ojos", dijo Marie.

Agentes antiterroristas están registrando un departamento en un suburbio al norte de París donde hay varios hombres atrincherados, dice la policía de la capital francesa.

El departamento de policía de París dijo que agentes intercambiaron disparos con los sospechosos y que varios de sus efectivos resultaron heridos. El alcance de las lesiones se desconoce por el momento.

No está claro si hay heridos entre los sospechosos.

Refuerzos policiales llegaban a la zona del registro en St. Denis.

Furgones policiales y camiones de bomberos acuden a la escena de una operación con equipos de asalto en el suburbio parisino de Saint Denis que está relacionada con los ataques terroristas de la semana pasada en París.

Un helicóptero sobrevolaba la zona a primera hora de la mañana del miércoles.

Las televisoras francesas BFM e i-Tele dijeron que los sospechosos están dentro de un edificio de departamentos.

La policía ha acordonado las inmediaciones, incluyendo una zona peatonal con tiendas y edificios del siglo XIX.

Un residente en el vecindario, Fabien Crombe, dijo a la televisora BFM que podían oírse disparos desde el inicio de la operación, que se intercalaban con momentos de silencio y el sonido de sirenas.

El alcalde de Saint Denis, Didier Paillard, dijo que se suspendió el transporte y que las escuelas del centro de la localidad no abrirán el miércoles.

Autoridades del suburbio de Saint Denis, en París, piden a los residentes que permanezcan en sus viviendas durante una gran operación policial cerca del estadio nacional de Francia que según dos funcionarios está ligada a los atentados de la semana pasada en la capital francesa.

El teniente de alcalde, Stephane Peu, dijo a la televisora i-Tele que se produjeron varios disparos y detonaciones con motivo de la operación, que comenzó a las at 4:25 de la madrugada (0325 GMT) del miércoles en la calle de la Republique, en el centro de Saint Denis.

El lugar está a menos de dos kilómetros (1,2 millas) del Stade de France, atacado por tres suicidas el pasado viernes.

El responsable instó a los residentes a permanecer en sus viviendas diciendo que "esto no es un nuevo ataque sino una intervención policial".

Autoridades francesas dijeron que están buscando a al menos dos personas implicadas en los ataques en los que murieron al menos 129 personas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes