Morales se va de Cuba tras reunirse con hermanos Castro

LA HABANA ( AP). Tras pasar el día entero en Cuba, el presidente Evo Morales regresó el jueves a Sudamérica al filo de la medianoche tras reunirse con Raúl Castro y su hermano, el ex gobernante Fidel Castro.

En el aeropuerto Morales afirmó que Fidel Castro está muy lúcido y fortalecido. Al presidente lo acompaño en su despedida el canciller Bruno Rodríguez, que también lo recibió por la mañana.

Según aclaró en su visita del año pasado se fue " preocupado" por la salud del ex mandatario de 82 años, quien abandonó el poder en 2006 y sólo recibe eventualmente a algunas personalidades.

Morales, un cercano aliado al gobierno cubano, siempre se manifestó como un admirador de Fidel Castro, al cual califica de sabio, y con el que pasó dos horas en esta ocasión.

" Estoy muy contento porque me siento orgulloso de Fidel, de Raúl y del pueblo cubano", señaló.

El presidente indicó además que había cenado por dos horas con Raúl Castro y que trataron temas regionales, pero sin especificar cuáles fueron.

El presidente boliviano continuará su viaje por Paraguay, donde prevé reunirse con su colega Fernando Lugo.

Morales llegó a la capital cubana por la mañana y poco después presentó una conferencia magistral en la Universidad de La Habana ante el vicepresidente José Ramón Machado Ventura. El mandatario dijo sentirse orgulloso de haber sido " guiado por Cuba y Venezuela".

Hizo además un recuento de la historia de resistencia indígena en su país hasta la independencia en el siglo XIX y relató anécdotas de sus comienzos en la vida política, pero siempre mostrando su " gratitud" a Cuba y al ex gobernante Fidel Castro.

" Si no hubiera sido por la cooperación de Cuba y Venezuela yo hubiera tenido muchos problemas en Bolivia", manifestó.

Como ejemplo citó la realización de unas 300,000 intervenciones quirúrgicas gratuitas de personas de escasos recursos realizada por galenos cubanos o con su asesoría bajo la " Operación Milagro", un programa impulsado por Cuba y Venezuela destinado a dar atención oftalmológica de los sectores más pobres de América Latina.

Morales defendió sus políticas de nacionalizaciones. Aseguró que en 2005, el año anterior a su toma de posesión, el Estado boliviano recibió 300 millones de dólares por la explotación de sus recursos naturales y dijo que espera que en 2009 ese monto aumente a 2,000 millones de dólares, que serán destinados a programas sociales.

Lamentó que los grupos más adinerados del país se empeñen en no respetar al pueblo y tramar formas de golpear a sus gobierno con complots y "separatismo".

Por la tarde, Morales participó en un partido amistoso de fútbol junto a estudiantes bolivianos de Ciencias Médicas, becados por la isla con el compromiso de regresar a trabajar con las comunidades pobres.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7