Morales designa gobernador en región rebelde

LA PAZ (AP). El presidente Evo Morales designó hoy sábado, a un militar como prefecto interino en el rebelde departamento de Pando, epicentro de la violencia política de la semana pasada en la que se registraron 15 muertos en esa región.

En tanto, en Cochabamba continuaron las negociaciones del gobierno con representantes de la oposición para superar la crisis. Morales dijo que los movimientos sociales aceptaron "compatibilizar" el proyecto constitucional con la reivindicación autonómica opositora.

En una ceremonia en el Palacio de Gobierno, Morales recurrió a la facultad de designar a prefectos (gobernadores) de manera interina, y posesionó al contraalmirante de la Fuerza Naval, Landelino Bandeiras, en el lugar del prefecto opositor Leopoldo Fernández, detenido desde el miércoles, acusado por la fiscalía de ser responsable de la muerte de 15 personas el jueves en esa región amazónica fronteriza con Brasil.

"Espero que el mando militar esté de lado suyo para garantizar paz y tranquilidad en Pando", dijo Morales en la ceremonia en presencia del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, general Luis Trigo.

Bandeiras señaló que su misión será pacificar la zona.

Con frecuencia Morales comparte con los jefes castrenses y éstos han dicho que respetan al gobierno legalmente constituido y la integridad territorial. Siempre que da la ocasión, el mandatario recuerda con orgullo su paso por los cuarteles como conscripto.

La designación de un militar en esa región fronteriza también busca el control de una zona donde se han denunciado en el pasado la acción de bandas de narcotraficantes brasileños, peruanos y bolivianos.

"No hemos podido sentar presencia como gobierno en algunas regiones pero llegó la hora", agregó Morales.

El sábado continuó en Cochabamba el diálogo por tercer día entre el gobierno y la oposición para pactar una salida negociada a la crisis. Morales anunció su reincorporación a los debates y manifestó su deseo de concluir las negociaciones el fin de semana porque el lunes debe viajar a Nueva York para participar el martes en las Naciones Unidas, según dijo más tarde en rueda de prensa en esa ciudad.

El gobernado ha apuntado que la solución pasa por un acuerdo respecto al proyecto constitucional que impulsa el mandatario y el régimen de autonomía que reclaman cuatro regiones que emprendieron duras protestas contra el gobierno.

De las deliberaciones que se desarrollan a puerta cerrada en la ciudad de Cochabamba en el centro de Bolivia, participan veedores internacionales, entre ellos el Secretario General de la OEA, el chileno José Miguel Insulza.

Las marchas y cortes de ruta de campesinos leales a Morales hacia la ciudad de Santa Cruz, bastión de la oposición, no han cesado a pesar del compromiso inicial de suspender todas las protestas. Algunos de ellos portan escopetas.

Al justificar las protestas, Morales dijo se trata de "movilizaciones en defensa de la democracia y de las instituciones del estado" que fueron tomadas y algunas saqueadas por grupos violentos de la oposición.

La crisis política y regional en Bolivia se ahondó a partir del fracaso de la Asamblea Constituyente para pactar un proyecto constitucional de consenso hace poco más de un año.

El oficialismo aprobó un proyecto de Carta Magna sin participación del grueso de la oposición y por ello esa iniciativa es rechazado por líderes regionales que promueven autonomías de facto en cuatro de los nueve departamentos del país: Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

La disputa hizo crisis la semana pasada con violentas protestas callejeras en contra del mandatario en esas cuatro regiones del oriente y sur de Bolivia.

El proyecto de Constitución que debe ser ratificado en referendo propone la reelección del presidente y promueve un modelo de autonomía regional que rechazan los opositores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes