Morales exige respeto a EU para poder colaborar

NUEVA YORK (AP). El presidente boliviano Evo Morales exigió respeto a Estados Unidos para poder trabajar en forma conjunta, pero acusó al ex embajador estadounidense en Bolivia de actuar de forma "dudosa" y "decepcionante".

En un discurso en una abarrotada sala de la Universidad de Columbia hoy martes, Morales reiteró su intención de trabajar con Estados Unidos y colaborar en temas comerciales y de inversiones.

"Necesitamos ayuda como país subdesarrollado, pero siento que también nos necesitan a nosotros", explicó Morales, refiriéndose a Estados Unidos. "Queremos respeto, que la cooperación sea transparente, que la ayuda llegue a la gente que lo necesita".

El mandatario, sin embargo, criticó a Philip Goldberg, el embajador estadounidense que expulsó en septiembre del país por supuestas injerencias en la política interna del país.

"Las andanzas del embajador Goldberg han sido muy dudosas y muy decepcionantes", declaró Morales a un público de académicos y estudiantes. El presidente dijo que se reunió dos veces con Goldberg y le pidió que, como diplomático, hiciera diplomacia.

"No puede meterse en temas políticos", dijo Morales. "El embajador se reunía con prefectos opositores. Esa era su actitud".

Añadió además que "la plata ha de ir a los pobres y no a los opositores" y que las acusaciones contra Goldberg "no son invento de Morales" sino denuncias de jóvenes trabajadores.

Las relaciones entre Estados Unidos y Bolivia son muy tensas desde entonces y desde que Morales ordenó la suspensión de las actividades de la agencia antidrogas DEA en Bolivia.

El mandatario se encuentra en un viaje relámpago a Estados Unidos para participar el miércoles en la reunión anual de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington. No tiene previsto reunirse con representantes del futuro gobierno estadounidense, dijeron funcionarios de su gobierno durante la última semana.

El presidente de la Universidad de Columbia, Lee Bollinger, presentó a Morales como un dirigente "que ha roto barreras en su propio país al convertirse en el primer presidente indígena de Bolivia". Hace dos años Morales habló por primera vez en la universidad, pero esta es la primera vez que visita Washington.

El mandatario explicó el martes la historia de cómo llegó al poder tras años de ser un líder sindical y de como su madre fue marginada hace años por ser indígena. También defendió las políticas que ha impuesto en su país, destacando los beneficios económicos que ha supuesto la nacionalización de hidrocarburos, la reducción del sueldo del presidente de 40,000 bolivianos al mes a 15,000 (5,600 a 2,100 dólares) y el aumento en un 10% este año del salario mínimo nacional.

El lunes Morales habló ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y repitió a los medios de comunicación que la DEA no operará en Bolivia mientras él sea presidente.

Horas después, realizó otro discurso en Fordham University, donde dijo que tuvo que "negociar con genocidas, con sediciosos y con terroristas" para mantener la unidad de Bolivia cuando dialogó con la oposición política hace unos meses.

Morales declaró que lamenta que algunos grupos no acepten que haya cambio y que digan "que han estudiado para mandar".

"No aceptan que un líder sindical pueda ser presidente", dijo Morales a un público de estudiantes y académicos. "La política no se basa en la universidad. La política es el mejor instrumento de servicio al pueblo".

El gobierno del presidente y la oposición política llegaron a un acuerdo a finales de octubre que introdujo más de un centenar de enmiendas al proyecto de constitución aprobado por el oficialismo. El diálogo puso fin a meses de dura confrontación política.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes