Morales desea mostrar a Obama pruebas contra la DEA

LA PAZ (AP). El presidente Evo Morales dijo que si el mandatario electo de Estados Unidos Barack Abama lo permite, presentará pruebas "de las andanzas de la DEA" a la que su gobierno suspendió por sospechas de espionaje y conspiración.

"Si me da la oportunidad el nuevo presidente electo de Estados Unidos Barack Obama vamos a presentar esta documentación original de las andanzas de la DEA", dijo Morales el jueves durante la entrega de vehículos a la policía boliviana.

No explicó si buscará un contacto directo con el futuro gobierno estadounidense, pero señaló que entre 2002 y 2003, la agencia antinarcóticos de Estados Unidos le investigó a él y otros diputados de entonces a través de una unidad contra el lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

"Su trabajo (de la DEA) estaba orientada a investigar a opositores que no compartían con modelos económicos y sistemas políticos" de entonces, señalo.

"Felizmente en esta investigación no encontraron ningún manejo sospechoso", acotó.

Morales anunció la suspensión de la DEA el sábado y desde entonces ha seguido cuestionando el trabajo de ese organismo que hoy tiene 35 agentes en el país, según informes de las autoridades.

El miércoles dijo que la DEA controló en el pasado a gobiernos, militares, policías y que disparó y mató a cocaleros en los años 90 durante una campaña contra los cultivos ilegales de coca cuando el actual mandatario era líder de los labriegos.

Sin embargo, el director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), coronel René Sanabria, declaró a periodistas el miércoles que hasta ese día no había recibido notificación oficial sobre el cese de operaciones de la agencia antidroga.

Sanabria reconoció que "no será fácil" prescindir de la DEA que otorga apoyo logístico y de inteligencia a los operativos antidroga. Funcionarios de gobierno anticiparon que los bienes donados y prestados por Estados Unidos a la lucha antidroga pasarán al estado boliviano.

En su primera reacción el Departamento de Estado de Estados Unidos rechazó que la agencia antidroga haya conspirado contra el gobierno de Morales y calificó de "falsas y absurdas" las acusaciones del mandatario. Al mismo tiempo alertó que la salida de sus agentes reducirá la capacidad de interdicción y con ello podría aumentar la producción de cocaína en este país.

La crisis diplomática con Washington se ahondó tras la decisión de Morales de expulsar en septiembre al embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, por supuesta injerencia en asuntos internos. La Casa Blanca procedió de igual forma con el representante boliviano en Washington.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes