Morales no permitirá que EU controle la coca

LA ASUNTA, Bolivia (AP). El presidente Evo Morales dice que Bolivia ya no necesita del control de Estados Unidos a los cultivos de coca y por esa razón negó autorización para que aviones de la DEA sobrevuelen el territorio.

"Es importante que la comunidad internacional sepa que aquí no necesitamos control de la DEA o de Estados Unidos en los cultivos de coca; nosotros... con seguridad, vamos a controlar", dijo, hoy sábado, en esta localidad a 111 kilómetros al noreste de La Paz donde puso en vigencia un acuerdo con productores para "racionalizar" cocales.

Recordó que hace tres días le informaron que la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) hizo una petición para realizar vuelos. "Yo digo, eso no aceptamos, ninguna DEA ningún norteamericano puede estar sobrevolando el territorio nacional", señaló ante centenares de campesinos que se congregaron para escucharlo.

"Con el pretexto de la lucha antidroga quieren sobrevolar y nosotros vamos a demostrar que sindicalmente y con las comunidades (campesinas) podemos controlarnos, no necesitamos ningún espionaje", señaló.

Aseguró a los cocaleros, con quienes después jugó un partido de fútbol, que "no habrá cero de coca, pero tampoco libre cultivo" del arbusto que es materia prima de la cocaína.

Morales saltó a la política en los años 90 resistiendo los planes estadounidenses de erradicación forzosa de cocales en el Chapare, en la región central de Bolivia y de cuyos cultivadores aún es líder.

El mandatario ha puesto en marcha un programa de "racionalización" de acuerdo con los productores y ha propuesto subir de 12,000 a 20,000 las hectáreas legales de coca destinadas a usos alimenticios y medicinales de amplia práctica en el país.

Informes de un organismo especializado de Naciones Unidas aseguró que los cocales en Bolivia se incrementaron en 5% en 2007 frente a 12% de aumento en Perú y 27% en Colombia.

Actualmente, hay 27,500 hectáreas de las que sólo 12,000 son legales. La erradicación de coca excedente en 2007 pasó las 5,000 hectáreas que es la cantidad mínima a erradicar en un año como señala la ley frente a las casi 10,000 que se logró en anteriores años.

Las críticas de la embajada estadounidense a su programa afectaron las relaciones con Washington y en septiembre Morales autorizó la expulsión del embajador Philip Golberg por presunta injerencia en asuntos internos, en momentos en que líderes autonomistas opositores emprendían una dura arremetida contra el gobierno que provocó 15 muertes.

La semana pasada el gobierno de George Bush anticipó que al no haber hecho los esfuerzos suficientes, Bolivia dejará de beneficiarse de unas preferencias arancelarias que EU concede a países andinos en compensación a sus esfuerzos en el combate a las drogas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes