Morales suspende operaciones de DEA en Bolivia

LA PAZ(AP). El presidente Evo Morales anunció el sábado la "suspensión indefinida" de las operaciones en Bolivia de la DEA, la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, a la que acusó de espiar a su gobierno para desestabilizarlo.

En Estados Unidos, el vocero de la DEA Garrison Courtney dijo que la decisión de Morales crea "una situación desafortunada" pero que la agencia encontrará otros modos de tratar con el tráfico de drogas que viene de la nación sudamericana.

Courney dijo a la AP que durante 30 años la DEA tuvo una amplia cooperación de militares y policías bolivianos.

Morales hizo el anuncio en la localidad de Chimoré al centro de Bolivia donde el sábado dijo que su gobierno erradicó 5,021 hectáreas de cultivos ilegales de coca desde enero, la cantidad mínima que la ley ordena destruir cada año.

"Quiero comunicarles, es una decisión personal, a partir de hoy día (sábado) se suspende de manera indefinida cualquier actividad de la DEA norteamericana", dijo el mandatario en una ceremonia ante decenas de cocaleros, jefes militares y policiales.

Aseguró que la DEA alentó acciones opositoras destinadas a atentar contra la vida del mandatario y la de otras autoridades así como acciones conspirativas apoyando y financiando a grupos de opositores que entre agosto y septiembre llevaron adelante un frustrado "golpe civil" para destituirlo.

"Existieron agentes de la DEA que trabajaban realizando espionaje político, financiando a grupos delincuenciales para que atenten contra la vida de las autoridades, por no decir del presidente", agregó.

Morales implicó a la DEA en las protestas regionales que organizaron en septiembre sus opositores en cuatro regiones con el saldo de 19 muertos, la mayoría campesinos seguidores suyos.

Al mismo tiempo, pidió a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) liderar la lucha contra el narcotráfico en la región para sustituir el papel que actualmente cumple el gobierno de Estados Unidos.

El gobierno de Morales expulsó al embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, en septiembre al que acusó de injerencia en asuntos internos. Washington respondió con reciprocidad al expulsar al embajador boliviano.

Morales aseguró que espera recomponer las maltrechas relaciones entre La Paz y Washington a partir de un cambio en el gobierno estadounidense que el 4 de noviembre celebrará elecciones presidenciales.

"Ojalá en Estados Unidos también se vista de azul (color con que se identifica popularmente al partido Demócrata), no quiero que se entienda que estoy haciendo campaña por nadie. En Bolivia se entiende azul por cambio y ojalá con el nuevo gobierno haya cambio en Estados Unidos", dijo Morales, en un juego de palabras en que también pareció usar el lema del candidato Barack Obama: "El cambio que necesitamos".

Estados Unidos incluyó a Bolivia en la lista de países que no cooperan en la lucha antidroga poco después de la expulsión de Goldberg y el presidente George W. Bush recomendó suspender las preferencias comerciales que desde hace más de diez años permiten a los bolivianos exportar textiles y manufacturas sin aranceles a Estados Unidos.

Morales planteó la necesidad de "regionalizar" el control de la lucha contra las drogas desde Unasur ya que, según dijo, Estados Unidos utiliza la certificación con fines políticos.

"El país que más se esfuerza ha sido castigado", dijo en referencia a un informe de Naciones Unidas que en junio dijo que Bolivia incrementó sus cultivos de coca en 2007 en un 5% frente a 12% de Perú y 27% de Colombia.

Morales aún es líder de los cocaleros del Chapare en el centro de Bolivia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes