Moscú dice que actuará con dureza ante nuevas protestas

Las autoridades de Moscú advirtieron el viernes que un intento de celebrar una protesta no autorizada el sábado provocará una fuerte respuesta policial.

La policía detuvo de forma violenta a más de 1.000 manifestantes el pasado 27 de julio en un acto no autorizado para protestar por la exclusión de algunos candidatos independientes de la boleta de las elecciones municipales de Moscú. Un grupo que monitoreó los arrestos dijo que se realizaron 1.373. Los agentes golpearon a algunos de los asistentes con bastones.

A pesar de la violencia, los activistas convocaron una marcha por el centro de la capital rusa para el sábado.

La oficina de la fiscalía de Moscú advirtió el viernes en un comunicado que cualquier iniciativa sería “una violación directa de la ley. Las fuerzas de seguridad se verán obligadas a tomar todas las medidas necesarias para frenar las provocaciones”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes