Movilizan tropa para contener violencia xenófoba

JOHANNESBURGO, Sudáfrica (AP). El ejército se movilizó el jueves para ayudar a poner fin a una ola de violencia xenófoba que ha matado a por lo menos 42 personas y dañado la reputación de Sudáfrica como el bastión de la estabilidad política y económica del continente.

Funcionarios del gobierno dijeron que estaban trabajando con agencias internacionales de ayuda para repatriar a extranjeros aterrorizados, particularmente mozambiqueños.

El líder de la oposición en Zimbabwe trató de calmar a sus compatriotas que se refugiaron en una estación de policía en Johannesburgo.

Más de 3,000 extranjeros se han visto obligados a abandonar sus viviendas por la violencia. Al menos 42 personas han muerto, ya sea quemadas vivas, acuchilladas, baleadas o a golpes. Imágenes de los incidentes han ocupado las primeras planas de diarios en todo el mundo y avergonzado al gobierno, cuyos propios líderes se refugiaron en el pasado en países vecinos durante el régimen racista blanco.

Dos cadáveres calcinados fueron hallados el jueves en un barrio de invasión en las afueras de Johannesburgo, dijo un fotógrafo de Associated Press que estaba en el lugar. Turbas incendiaron casuchas en el área industrial en las afueras de la ciudad. Los incidentes de violencia xenófoba seguían ocurriendo en otras partes del país, incluyendo en provincias norteñas cerca de las fronteras con Mozambique y Zimbabwe.

La compañía aurífera DRD Gold dijo que la producción en una de sus principales minas cerca de Johannesburgo había sufrido por los ataques.

El portavoz James Duncan dijo que extranjeros forman 38% de su fuerza laboral en la mina ERPM en Primrose, en el Rand Oriental, donde ocurrió la peor violencia el fin de semana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes