Movimiento cívico respaldará marcha opositora y paro nacional en Nicaragua

Un movimiento cívico nicaragüense anunció este miércoles que apoyará este jueves una manifestación opositora y el viernes un nuevo paro nacional de 24 horas para exigir al presidente Daniel Ortega una "respuesta sobre el adelanto de elecciones", como salida a la crisis que deja 351 muertos desde el pasado 18 de abril.

"Hacemos un llamado a nuestra membresía, simpatizantes y la ciudadanía en general a participar en la marcha denominada 'Juntos somos un volcán'", indicó el Movimiento por Nicaragua, crítico con el Ejecutivo, en un pronunciamiento.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia pospuso para este jueves la marcha prevista para el sábado pasado en Managua para pedir la salida de Ortega del poder, luego de que el Gobierno convocara, ese mismo día en la capital, una "gran caminata por la paz y la seguridad".

La manifestación de este jueves partirá de la rotonda Cristo Rey hasta la rotonda Jean Paul Genie, en el sur de Managua.

Asimismo, ese movimiento invitó a participar "decididamente en el paro nacional el día viernes 13 de julio para demostrar" el "repudio masivo al régimen dictatorial que desgobierna Nicaragua".

Para ese día la Alianza convocó a un "paro nacional" de 24 horas con el que exigirán a Ortega una "respuesta sobre el adelanto de elecciones para devolver al pueblo nicaragüense su libertad", y para el sábado una caravana en la capital nicaragüense.

"Igualmente, debemos unirnos, de manera activa, a la caravana por Managua", agregó la ONG, que condenó "la represión brutal y criminal del régimen orteguista contra la población civil de Diriamba y Jinotepe", departamento de Carazo, ocurrida el pasado domingo, que dejó más de 20 muertos, según organismos humanitarios.

La Alianza, que integran sectores estudiantiles, empresariales, comerciales, académicos y otras fuerzas vivas del país, celebró el pasado 14 de junio un paro nacional de 24 horas.

El adelanto de las elecciones generales es la propuesta presentada por la Alianza al Gobierno en una mesa de diálogo, que es mediada por el Episcopado, pero hasta ahora ha sido rechazada por el Ejecutivo, que ha llegado a tildar la iniciativa de "golpe de Estado".

El pasado 18 de abril estallaron las protestas contra el Gobierno de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Desde entonces, al menos 351 personas han muerto en la represión desatada, de acuerdo con datos de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7