Sin Mubarak, la prensa estatal egipcia cambia de bando

EL CAIRO (AP). La prensa estatal y progubernamental en Egipto ha cambiado súbitamente de orientación.

Los voceros fieles al régimen de Hosni Mubarak hasta el fin, ahora celebran la caída del presidente egipcio y prometen contritos prestar más atención al pueblo. La televisión estatal incluso prometió ser más fiel a la verdad.

Durante el levantamiento de 18 días, la televisión y los periódicos pro Mubarak caracterizaron a los cientos de miles de manifestantes como una minoría de buscapleitos. Mientras se sucedían ruidosas protestas en el centro de El Cairo, la televisora estatal Al-Nil mostraba videos plácidos sobre el río Nilo.

Pero el sábado, un día después de la renuncia de Mubarak, se produjo un giro de 180 grados.

"El pueblo derribó el régimen", proclama en la portada Al-Ahram, hasta ayer pro-Mubarak.

Un periodista de la televisión estatal, que reportaba frente al palacio de Mubarak donde se reunieron miles de personas después de su caída, dijo que "en estos momentos los egipcios respiran libertad".Y una editorial del periódico estatal Al-Gomhouria pidió mayor transparencia, quejándose de que "los tiburones del viejo régimen chuparon la sangre de Egipto".

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que tomó control del país, ha dejado en claro que seguirá usando los medios financiados del gobierno como plataforma, y una serie de voceros uniformados aparecieron para anunciar planes.

Pero Hisham Qassam, que publica varios diarios egipcios independientes, dijo que la prensa estatal podría desaparecer si un nuevo gobierno les quitara la financiación. "Es una muerte lenta que podría tardar más de un año", agregó.

Durante el levantamiento, algunos medios progubernamentales fueron atacados por los manifestantes.

Algunas de las protestas más numerosas y violentas tuvieron lugar frente al ministerio de Información, desde el cual transmite la televisión estatal. En determinado momento, la policía antimotines chocó con los manifestantes que trataban de apoderarse del edificio. Muchos acusaron al ministro de Información, Anas al-Fiqqi, de orquestar una campaña en la prensa contra los manifestantes, acusándolos de sabotear la nación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes