Muere empresaria argentina Amalia Lacroze de Fortabat

BUENOS AIRES (AP). La empresaria y filántropa argentina Amalia Lacroze de Fortabat, quien construyó una de las más grandes fortunas del país con las compañías cementeras de su difunto esposo y se convirtió en una importante coleccionista de arte, falleció el sábado a los 90 años, según informaron a la prensa sus familiares.

"Amalita", como era conocida popularmente, ejerció durante más de una década el cargo de embajadora itinerante plenipotenciaria de su país.

Según el comunicado emitido por la familia, murió acompañada por su familia en su lujoso apartamento de Palermo, en Buenos Aires. La familia anunció que "la ceremonia fúnebre será estrictamente privada" y agradeció "todas las muestras de afecto y cariño recibidas".

Fortabat se convirtió en una de las mujeres más ricas de Argentina a los 54 años, cuando su segundo esposo, Alfredo Fortabat, 27 años mayor que ella, murió en 1976. En aquel momento, Argentina acababa de caer bajo una dictadura con estrechos vínculos con las elites empresariales del país, y los negocios cementeros de Loma Negra florecieron a través de contratos gubernamentales con la junta militar.

Ella también heredó enormes ranchos ganaderos y propiedades en Estados Unidos, incluyendo un apartamento en Park Avenue. Viajó a menudo para ampliar su colección de arte moderno, que incluye un retrato de Andy Warhol de ella, pintado en el mismo estilo de su famosa serie sobre Marilyn Monroe.

Llegó a reunir una valiosa colección de pintura y encabezó la fundación que lleva su nombre, que administra el Museo Fortabat de la capital argentina, en el distrito de Puerto Madero, compuesto por más de 400 obras plásticas. Fue miembro del directorio del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, y dirigió distintas entidades artísticas de Argentina, como el Fondo Nacional de las Artes y la Fundación del Teatro Colón de Buenos Aires, según el texto.

"La señora de Fortabat ejerció un claro liderazgo al servicio del crecimiento y el desarrollo empresario nacional, dirigiendo durante más de cuatro décadas la empresa Loma Negra, así como otros emprendimientos de relevancia", dijo el comunicado de la familia.

Las empresas de la finada abarcaban varias fábricas de cemento, ferrocarriles de carga, extensas fincas ganaderas y medios de comunicación como el diario La Prensa, que dirigió hasta 1995, y las radios El Mundo y Horizonte.

A comienzos de los años 90 la revista Fortune estimó su fortuna en unos 1.800 millones de dólares, lo que la convertía en la tercera persona más rica del país en aquel entonces.

Desde 2008 había padecido problemas pulmonares y cardíacos, pero por el momento no se informó sobre las causas de su deceso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes