Muere líder norcoreano Kim Jong-Il y designan sucesor a hijo

SEÚL (AFP). El máximo líder norcoreano, Kim Jong-Il, falleció el sábado de un ataque cardíaco y su hijo Kim Jong-Un fue designado para sucederle, anunciaron el lunes los medios oficiales de este hermético y paupérrimo país que posee el arma nuclear.

Kim Jong-Il, de 69 años (o 70, según otras fuentes), falleció el sábado 17 de diciembre a las 08H30 (23H30 GMT del viernes), anunció entre sollozos una presentadora del canal de la televisión estatal.

El difunto había heredado el poder a la muerte en 1994 de su padre, Kim Il-Sung, fundador de la República Democrática de Corea del Norte, instaurando así la primera dinastía comunista de la historia, donde imperan el culto a la personalidad, la censura, las ejecuciones y las detenciones arbitrarias.

La Agencia Central de Prensa Coreana (KCNA), canal privilegiado del régimen, llamó a la población a reconocer a su hijo Kim Jong-Un, nacido en 1983 o 1984 según las fuentes, como sucesor en la jefatura del Estado norcoreano.

"En la vanguardia de la revolución coreana se encuentra a partir de ahora Kim Jong-Un, gran sucesor de la causa revolucionaria del Juche y destacado jefe de nuestro partido, de nuestro ejército y de nuestro pueblo", proclamó KCNA.

El Juche es una ideología que mezcla comunismo y autosuficiencia puesta en práctica por Kim Il-Sung.

El anuncio encendió las alertas en la región.

Los presidentes de Estados Unidos y de Corea del Sur, Barack Obama y Lee Myung-Bak, conversaron por teléfono y acordaron reforzar la cooperación en materia de seguridad, informó la Casa Blanca.

El ejército surcoreano puso en alerta a las tropas que tiene desplegadas en la frontera con su vecino del norte, aunque de momento no se ha detectado una actividad inusual.

El gobierno surcoreano convocó de urgencia para este lunes al Consejo de Seguridad Nacional, precisó la agencia surcoreana Yonhap.

Corea del Sur y Corea del Norte continúan técnicamente en guerra desde el conflicto que les enfrentó durante tres años a principios de los años 50 y que acabó con un armisticio en 1953.

El gobierno japonés también convocó de urgencia una reunión de seguridad para este lunes y expresó sus condolencias por la muerte de Kim, un hecho inesperado por las tensas relaciones que mantienen ambos países.

China, uno de los raros aliados de Corea del Norte, presentó sus "profundas condolencias" por la muerte de Kim Jong-Il.

La influencia económica china en Corea del Norte aumentó desde que Corea del Sur y los países occidentales interrumpieron su ayuda ante la amenaza nuclear norcoreana.

Las inquietudes por la estabilidad regional provocaron una fuerte caída de la bolsa de Seúl, que cerró en baja de 3,43%.

KCNA informó que Kim Jong-Il falleció a consecuencia de un "infarto de miocardio severo y de una crisis cardiaca" cuando viajaba en tren en uno de sus habituales viajes fuera de la capital. El domingo se le realizó una autopsia.

Los funerales se celebrarán el 28 de diciembre en Pyongyang, la capital norcoreana, según KCNA. Se ha declarado periodo de duelo del 17 al 29 de diciembre.

KCNA, citando un comunicado del comité organizador de los funerales dirigido por Kim Jong-Un, anunció que se organizará una capilla ardiente en el palacio de Kumsusan, donde se encuentra también el cuerpo de Kim Il-Sung.

Los norcoreanos podrán visitar la capilla ardiente entre el 20 y el 27 de diciembre.

Para poner fin al periodo de duelo, el 29 de diciembre, se lanzarán disparos al aire y se guardarán tres minutos de silencio en todo el país. Todos los trenes y los barcos deberán hacer sonar sus bocinas.

Kim Jong-Il deja a su hijo una economía moribunda en un país que sufre frecuentes y graves penurias alimentarias.

La desintegración de la Unión Soviética a principios de los años 1990 supuso el fin de las ayudas que el régimen comunista de Corea del Norte recibía de Moscú, lo que agravó la precaria situación económica del país asiático. Se calcula que en la última década del siglo XX murieron de hambre más de un millón de personas.

La ONU evalúa que uno de cada tres niños norcoreanos sufre de desnutrición.

Pero esa penuria económica no impidió a Kim Jong-Il proseguir con su programa de armas nucleares, que culminó con dos ensayos, en octubre de 2006 y en mayo de 2009.

Durante meses hubo negociaciones a seis para un desarme nuclear, pero Pyongyang abandonó las negociaciones en abril de 2009.

La Bolsa de Seúl cayó un 4,87% tras el anuncio de la muerte de Kim y cerró la jornada con una bajada del 3,43%. Tokio cerró también a la baja (-1,26%).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes