Mueren 16 migrantes en aguas griegas tras naufragar su barco

Un barco que trasladaba migrantes o refugiados de forma ilegal naufragó el sábado frente a una isla griega en el Egeo oriental, provocando la muerte de al menos 16 personas, entre ellas niños. Las autoridades lanzaron una operación para localizar a dos personas desparecidas en el mar.

Se cree que unas 21 personas viajaban a bordo de la embarcación de madera, que se hundió por motivos que se desconocen por el momento ante la isla de Agatonisi, informó la guardia costera griega. Tres personas _dos mujeres y un hombre_ lograron nadar a la costa y alertar a las autoridades.

Aeronaves y barcos de la Marina y de la Guardia Costera griegas, así como una embarcación de la agencia europea de fronteras Frontex participaban en la masiva operación de búsqueda desplegada en la zona.

Entre los cadáveres recuperados había seis niños, informó una portavoz de la Guardia Costera.

A pesar del acuerdo de dos años alcanzado entre la Unión Europea y Turquía para frenar la llegada de migrantes y refugiados a Europa a través de una popular ruta marítima entre la costa turca y las islas griegas, decenas _en ocasiones cientos_ de personas siguen cruzando cada semana. La mayoría realiza la travesía en balsas inflables o en barcos no aptos para navegar.

La Agencia de Refugiados de Naciones Unidas emitió una declaración en la que dijo estar "profundamente entristecida" por el naufragio.

"Unas 4.000 personas, principalmente mujeres y niños de Siria, Iraq y Afganistán, han llegado por mar a Grecia en lo que va del año. El trágico incidente de hoy es el primer naufragio en el Egeo en 2018, pero unos 500 refugiados y migrantes perdieron la vida o desaparecieron en el Mar Egeo griego en los últimos dos años", agregó.

La agencia de la ONU para los refugiados dijo que "es necesario renovar los esfuerzos para combatir el contrabando y el tráfico y para fortalecer alternativas seguras a los peligrosos viajes por mar".

También el sábado, unos 2.000 manifestantes marcharon por el centro de Atenas en protesta por el acuerdo migratorio entre la UE y Turquía, cuyo segundo aniversario se celebra el domingo. Los manifestantes terminaron la marcha frente a las oficinas de la UE, denunciando el cierre de las fronteras de Europa, y fustigando al presidente turco Recep Tayyip Erdogan y la incursión militar turca en Siria.

"La última tragedia en Agatonisi subraya de la manera peor y más triste que la vida de las personas no puede depender de los intereses de los contrabandistas, ni de las 'políticas' de los estados", dijo el ministro griego de Inmigración, Dimitris Vitsas, en un comunicado.

Aunque todos los esfuerzos se centran en la búsqueda de los desaparecidos, "está claro que la solución está en (proporcionar) medidas para la protección de la gente" y en ofrecer procedimientos seguros para los refugiados y migrantes, al tiempo que se ataca las tramas de contrabando de personas, agregó el funcionario.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes