Mueren 3 palestinos en enfrentamientos con tropas israelíes

Tres palestinos murieron velados el jueves en diversos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania, mientras que Israel anunció planes para construir una nueva valla cerca de la conflictiva ciudad de Hebrón para intentar contener una ola de violencia que ya lleva dos meses.

En el primer incidente, el ejército israelí indicó que una violenta revuelta estalló cuando las tropas efectuaron una redada en la ciudad de Qattana durante la noche en busca de municiones y arrestaron a agresores. Varios palestinos arrojaron bombas incendiarias y piedras contra las tropas, de acuerdo con el ejército.

Las tropas le dispararon en la cabeza a Yehya Taha, de 21 años, informó el vocero del Ministerio de Salud palestino Mohammed Awawdeh, y el joven murió después a causa de sus heridas en un hospital.

Después, guardias fronterizos israelíes balearon y mataron a un palestino que portaba un cuchillo cerca de la ciudad cisjordana de Naplusa. La vocera de la policía, Luba Samri, dijo que el hombre descendió de un taxi cerca de un puesto militar y comenzó a correr hacia los agentes, blandiendo el cuchillo. Agregó que ningún israelí resultó herido en el ataque y no señaló qué tan cerca llegó el hombre a estar de los elementos de las fuerzas israelíes.

El Ministerio de Salud palestino identificó al agresor como Samir Seresi, de 51 años.

Por la noche, indicó que un palestino de 21 años murió durante enfrentamientos con soldados cerca de Hebrón. Las fuerzas militares israelíes dijeron que el joven estaba a punto de arrojar una bomba incendiaria hacia vehículos en tránsito cuando los soldados abrieron fuego.

Las muertes fueron las más recientes en una oleada de violencia. Desde mediados de septiembre, 19 israelíes han perdido la vida en ataques de palestinos, la mayoría por puñaladas y disparos. Al menos 94 palestinos han muerto, incluidos 58 que Israel describió como atacantes. Los otros fallecieron en enfrentamientos con tropas israelíes.

En un intento por sofocar la violencia, el ministro de Defensa Moshe Yaalon anunció el miércoles que Israel reforzará una valla cerca de Hebrón, una ciudad en el sur de Cisjordania que ha sido un punto de conflicto. Yaalon añadió que los atacantes han logrado pasar a través de la estructura en semanas recientes.

"Tratamos de construir un muro mucho más sólido ahí... ante la amarga experiencia vivida con el daño físico a este muro", dijo Yaalon. "Yo identifico definitivamente esta área como un punto débil, tanto desde una perspectiva de seguridad como delictiva".

El tramo de malla de aproximadamente 40 kilómetros (25 millas) forma parte de una barrera de separación en Cisjordania que Israel ha estado construyendo en la última década aproximadamente. Israel afirma que la estructura es una medida de seguridad que pretende mantener a los atacantes lejos de sus ciudades. Pero los palestinos consideran que la estructura es una medida de expropiación, dado que coloca secciones de Cisjordania en el lado "israelí". Los palestinos reclaman toda Cisjordania para integrar un futuro Estado.

Yaalon dijo a los legisladores que la construcción de la valla tardará un año. La reja tendrá una tecnología similar a la actualmente construida por Israel en la frontera egipcia para frenar la infiltración de milicianos o migrantes africanos en busca de asilo. Egipto batalla para acabar con una insurgencia islámica en la volátil Península del Sinaí, que hace frontera con Israel.

También el jueves, tropas israelíes confiscaron ocho autobuses de transporte público en Nablus, de acuerdo con los choferes de la empresa Al Tamimi. El ejército indicó que se pretendía usar los autobuses para transportar a palestinos a puestos de control para manifestarse contra las tropas israelíes.

Pese al reforzamiento de seguridad, según un oficial militar de alto rango, el ejército ha propuesto aligerar las restricciones contra los palestinos y proveer municiones a las fuerzas de seguridad palestinas a fin de aliviar las tensiones y evitar los ataques de los combatientes. Durante los disturbios, las fuerzas de seguridad palestinas han mantenido un añejo sistema de cooperación de seguridad para ayudar a contener la violencia.

Sin embargo, un funcionario israelí dijo que personal del gobierno ha rechazado las propuestas militares. Tanto el oficial como el funcionario hablaron bajo condición de anonimato dado que la oferta no ha sido dada a conocer. El primer ministro Benjamin Netanyahu ha dicho que se opone a los gestos para fomentar la confianza de parte de los palestinos hasta que la violencia disminuya.

Israel dice que la agitación se deriva de provocaciones por parte de líderes palestinos, mientras que los palestinos afirman que se debe a la frustración por la ocupación israelí de casi medio siglo. Los palestinos acusan a Israel de utilizar fuerza excesiva para suprimir la violencia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7