Mueren 39 personas en incendios forestales en Portugal

Al menos 39 personas murieron en incendios forestales en el centro de Portugal, muchas de ellas atrapadas en sus autos cuando las llamas invadieron una carretera, en lo que el primer ministro, Antonio Costa, describió como “la mayor tragedia en vidas humanas que hemos tenido en años”.

Las autoridades informaron en un principio de 25 víctimas mortales, pero la televisora pública RTP la elevó más tarde de 39 citando al funcionario del Ministerio del Interior Jorge Gomes.

Las muertes ocurrieron en la zona de Pedrogao Grande, unos 150 kilómetros (93 millas) al norte de Lisboa, señaló Gomes. Unos 600 bomberos intentaban sofocar el fuego, que comenzó a arder el sábado.

Al menos dieciséis personas murieron en sus vehículos en una carretera entre las localidades de Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pera, mientras que otras tres personas murieron por inhalación de humo en Figueiro dos Vinhos, indicó el funcionario. En un primer momento no se informó sobre cómo habían perecido los demás.

Un enorme frente de humo negro y llamas rojas se alzaban sobre los árboles en la boscosa región, cerca de las casas.

Isabel Brandao, que vive en la zona, dijo a The Associated Press que había temido por su vida.

“Ayer vimos el incendio, pero creímos que estaba muy lejos. Nunca pensé que llegaría a este lado”, dijo. “A las 3:30 de la mañana, mi suegra me despertó con prisa y no volvimos a dormir. Teníamos miedo de que el fuego nos alcanzara”.

La cadena púbica RTP informó de unos 20 heridos, incluidos seis bomberos. Catorce de los heridos estaban graves, señaló RTP.

La televisora pública española mostró imágenes tomadas desde el pueblo vecino en las que se veía a varias personas en una carretera, tratando de escapar de una densa humareda que había reducido la visibilidad a apenas unos metros (yardas). En la grabación se veía a un joven compartiendo una botella de agua con una mujer muy afectada que había llegado por la carretera.

Los equipos de bomberos están teniendo problemas para acercarse a la zona porque el fuego es “muy intenso”, señaló Costa. Las autoridades portuguesas trabajaban para identificar a las víctimas y equipos de rescate españoles asistirán en las labores de extinción, añadió.

Aunque las investigaciones sobre el origen del incendio siguen en marcha, señaló el primer ministro, las autoridades creen que las altas temperaturas de los últimos días, que han alcanzado los 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit) en Portugal, han jugado un papel.

“Esta es una región que ha tenido incendios por sus bosques, pero no podemos recordar una tragedia de estas proporciones”, dijo Valdemar Alves, alcalde de Pedrogao Grande. “Estoy totalmente conmocionado por el número de muertos”.

Al igual que otros países de la Europa meridional, Portugal es propensa a los incendios forestales en los secos meses estivales.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7